3 recetas para que niños coman verdura

Los niños y las verduras no suelen ser muy amigos, sin embargo con las recetas que te proponemos no podrán resistirse.

A veces conseguir que los más peques de la casa coman verdura se convierte en una tarea quijotesca. Su olor, su textura y su sabor, por lo general, no les suele convencer mucho. En algunas ocasiones se trata de un asunto psicológico, al ver el color verde poco apetecible sobre el plato, su cerebro responde automáticamente con un “no me gusta”.

Algunas verduras como la col, las acelgas, el cardo, el brócoli o las espinacas tienen un sabor amargo debido a su alto contenido en calcio. Por eso, quizás sea mejor empezar por darle verduras cuyo sabor sea más suave y delicado, como es el caso de las zanahorias, la calabaza, el tomate o las judías verdes.  

Una buena forma de que se sientan atraídos por estos ingredientes consiste en dejarles que elijan ellos mismos que tipo de verdura quieren consumir. Muéstraselas y deja que se deleite con el amplio abanico cromático de estas y que él elija su favorita. Prueba a hacer guisos y cremas más elaborados, que disimulen un poco su sabor, en el caso de cremas puedes añadirles un poco de nata o de queso tierno, estos les darán un toque más suave.

Es importante que los niños coman como mínimo 5 piezas de verdura y fruta diaria, son alimentos muy saludables y con un alto contenido en nutrientes esenciales para el desarrollo y el crecimiento. Prueba con estas deliciosas recetas, les encantarán y  te evitarás dolores de cabeza respecto a que coman verdura.

Crema fría de verduras

Una crema es una opción excelente para que tus hijos coman verdura. Esta no tiene sabores muy potentes, sin embargo, lleva diversos tipos de verduras por lo que es muy rica en nutrientes. Un primer plato muy saludable e hidratante, lo que la convierte en la cena perfecta para una noche calurosa de verano.

Ingredientes:

  • 4 tomates
  • 100 g de aceitunas sin hueso
  • 1 cebollita
  • 1 pepino pequeño
  • 1 pimiento verde
  • 3/4 l de agua
  • 1/2 cucharada de vinagre
  • 1 ramita de romero
  • Sal.

Para la mayonesa:

  • 1 yema de huevo
  • 1 dl de aceite de oliva
  • Unas gotas de zumo de limón 
  • Sal.

Elaboración:

  1. Primero hacer la mayonesa.
  2. Poner la yema en un bol con el limón y la sal.
  3. Añadir poco a poco, y sin dejar de batir, el aceite hasta obtener la salsa.
  4. Ponerla en un bol y agregar el agua fría y el vinagre despacio y sin dejar de remover.
  5. Escaldar los tomates en agua hirviendo 15 segundos.
  6. Pasarlos por agua fría, escurrirlos y pelarlos.
  7. Quitarles las simientes.
  8. Abrir el pimiento y quitarle las semillas.
  9. Pelar el pepino.
  10. Picar fino el tomate, el pimiento, el pepino, la cebollita y las aceitunas.
  11. Triturar la mitad de las verduras y reservar el resto.
  12. Incorporar las verduras trituradas a la preparación de la mayonesa con el agua
  13. Meter en la nevera de 3 a 4 horas.
  14. Servir en los platos con las verduras reservadas distribuidas por encima y el romero picado.

Salteado de verduras

Un mix de verduras repleto de sabor y vitaminas. Si tu hijo no es sabores muy fuertes, elimina la mostaza de tu salteado o incluso puedes intercambiar la coliflor por la calabaza

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 50 g de zanahorias baby
  • 100 g de judías verdes
  • 2 puerros
  • 2 cebolletas
  • 300 g de coliflor
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 100 ml de caldo de verduras
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Pimienta
  • Sal.

Elaboración:

  • Lavar el calabacín, retirar los extremos y trocearlo.
  • Raspar y cortar las zanahorias en diagonal
  • Limpiar las judías verdes y cortarlas en juliana.
  • Limpiar los puerros, retirar la parte verde y cortarlos en trozos de 5 cm.
  • Pelar las cebolletas y partirlas en cuartos.
  • Separar los ramitos de la coliflor.
  • Llenar la parte inferior de una olla de vapor con agua.
  • Poner la rejilla y colocar las verduras encima.
  • Salpimentar.
  • Llevar a ebullición y continuar la cocción durante 10 minutos.
  • Escurrirlas bien.
  • Calentar unas gotas de aceite en una sartén y saltear las verduras ligeramente por separado.
  • Reservar las verduras al calor.
  • Desgrasar la sartén con el caldo de verduras, agregar la mostaza y el pimentón; mezclar.
  • Poner las verduras en los platos y rociar con la salsa.
  • Espolvorear el perejil picado.

Calabacines rellenos de verduras

Estos calabacines rellenos de verduras no fallan nunca, son fáciles, rápidos de hacer y llevan diversas verduras. ¡Les encantarán!

Ingredientes:

  • 6 calabacines luna
  • 1 puerro
  • 3 zanahorias
  • 8-10 champiñones
  • 1 cucharada de maicena (o harina de maíz, sin gluten) 
  • 1 vaso de leche (sin lactosa para los intolerantes) o caldo de verduras (sin gluten)
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra 
  • Queso rallado (sin lactosa para intolerantes)
  • Aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:

  1. Lavar y cortar los calabacines y quitarles el rabito (si lo tuviesen)
  2. Colocar los calabacines en una bandeja apta para el microondas, tapar con papel film y calentar al microondas 12 minutos a máxima potencia
  3. Dejar reposar unos minutos hasta que se enfríen y después vaciar los calabacines
  4. Por otro lado pochar con el aceite el resto de ingredientes: el puerro, las zanahorias, los champiñones y la carne del calabacín.
  5. Añadir sal y pimienta.
  6. Incorporar la harina de maíz, la leche o caldo y dejar cocer unos minutos
  7. Rellenar los calabacines con la mezcla
  8. Colocar los calabacines en una bandeja apta para el horno, poner queso rallado por encima y gratinar unos minutos.

Haz tu menú infantil a base de verdura, a los peques les apasionará y tú te podrás olvidar del problema de que no coman verduras y hortalizas.

Continúa leyendo