Aprende a preparar el risotto al limón más delicioso

Este arroz cremoso tiene un ligero toque ácido de lo más refrescante. ¡Así puedes prepararlo de forma fácil!

El risotto es, posiblemente, uno de los platos más famosos de la gastronomía italiana. Más allá de la pasta y de la pizza, este plato elaborado con  arroz cremoso y otros ingredientes como las setas o los champiñones (aunque se puede preparar con lo que se quiera) es uno de los más reconocidos fuera de las fronteras de Italia, y también uno de los más queridos por todo el mundo. Y es que es prácticamente imposible resistirse a su textura y sabor suave…

Te hemos contado cómo preparar un risotto clásico, un risotto con espárragos y setas shiitake… y ahora te proponemos uno más que puedes añadir a tu lista de recetas: un risotto al limón de lo más fácil y práctico. Este plato original y super fresco te sacará de más de un apuro cuando tengas poco tiempo para cocinar: ¡se prepara en menos de 30 minutos! Toma nota de su elaboración:

Ingredientes que necesitas:

  • 6 tazas de caldo de pollo (casero o comprado)
  • 3 cucharadas y media de mantequilla ligeramente derretida
  • 1 cucharada y media de aceite de oliva
  • 2 chalotas grandes, picadas (o cebollas)
  • 2 tazas de arroz arborio o arroz blanco de grano medio
  • 1/4 taza de vino blanco seco
  • 1 taza de queso parmesano recién rallado 
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 4 cucharaditas de piel de limón rallada

Cómo preparar este risotto

Para empezar pon el caldo a fuego lento en una cacerola grande. Mientras se cocina, derrite en un sartén grande las cucharadas de mantequilla con una cucharadita de aceite. Añade las chalotas bien picadas y saltéalas hasta que estén tiernas, aproximadamente durante 6 minutos. Agrega el arroz y remuévelo durante 1 minuto. 

A continuación agrega el vino y vuelve a remover todos los ingredientes hasta que se evapore el líquido, aproximadamente 30 segundos. Después añade el caldo de pollo caliente muy poco, removiendo todo hasta que el arroz lo absorba despacio. 

Pasados unos 25 minutos el arroz estará cremoso y tierno, aproximadamente 35 minutos. En este paso añade el queso rallado y otra cucharadita de mantequilla. También el perejil, el jugo de limón y la cáscara de limón rallada. Para terminar sazona el risotto con sal y pimienta al gusto, remueve todo el contenido de la sartén un minuto más… ¡y listo! Vierte el risotto en un bol pequeño y tómalo recién hecho, bien caliente.

Continúa leyendo