Arroz frito cantonés: así se prepara esta receta oriental

Esta receta asiática está deliciosa, es muy nutritiva, muy fácil de preparar y gustará a todo el mundo. ¡Aprende a hacerla en casa!

Es una de las recetas asiáticas más famosas -y consumidas- en todo el mundo. Si alguna vez has ido a un restaurante chino, es más que probable que la hayas degustado, y te habrá encantado. Hablamos, por supuesto, del arroz frito cantonés, un plato delicioso -que en realidad no se fríe, si no que se saltea- y muy nutritivo. Y es que en su elaboración se puede utilizar carne (ternera, generalmente, aunque también funciona el pollo o gambas) además de verduras de todo tipo: pimientos, cebolleta, guisantes, zanahoria, calabacín…

Otra de las cosas buenas de esta receta oriental es su facilidad: puedes prepararla sin ninguna dificultad en menos de 20 minutos, gustará a todo el mundo y te sacará de más de un apuro si vas con prisas en la cocina. Si te apetece descubrir esta receta asiática que triunfa en todos los lugares, toma nota de cómo puedes preparar un delicioso arroz cantonés desde casa.

Ingredientes que necesitas:

  • 1 vaso de arroz basmati
  • 2 vasos de agua
  • 200 gramos ternera (un filete)
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolleta
  • 50 gramos de guisantes
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • Una pizca de sal

Paso a paso

Para empezar cuece el arroz blanco durante un par minutos, en una cacerola con agua y un poco de sal. Mientras tanto, corta en tiras muy finas el filete de ternera, el pimiento, la zanahoria y la cebolleta peladas.

Echa un chorrito de aceite de girasol a una sartén de fondo grueso (o un wok) y caliéntalo a fuego alto. Saltea en la sartén las tiras de ternera con una pizca de sal, hasta que cojan color. Ten cuidado para que no se quemen, moviéndolas constantemente. Después, retíralas.

En la misma sartén, saltea ahora la cebolleta, la zanahoria y el pimiento con el vino blanco. Cuando el líquido se haya evaporado, añade los guisantes y la salsa de soja y deja que se cocinen todos los ingredientes, ahora a fuego bajo, durante 5 minutos. No dejes de remover todo.

Pasado ese tiempo añade de nuevo a la sartén las tiras de ternera que habías dorado antes y el arroz, y saltea todos los ingredientes durante un par de minutos para que cojan sabor. ¡Y listo! Sirve el arroz recién hecho, caliente, acompañado de más salsa de soja o incluso salsa agridulce. ¡Te encantará!

También te puede interesar:

Continúa leyendo