Así se prepara el pollo frito más crujiente y delicioso

Con esta receta prepararás la mejor versión de este plato tan sabroso y famoso. ¡Te encantará el resultado!

receta pollo frito
iStock

Es una receta a priori muy fácil y sencilla, pero lo cierto es que conseguir un pollo frito crujiente y sabroso tiene sus trucos. No sólo basta con echar la carne a la sartén o a la freídora con un poco de aceite… para conseguir la mejor versión de este plato deberás preparar un aliño o macerado a la altura, así como un rebozado que cumpla las expectativas.

Si sigues nuestros consejos, aprenderás a preparar el mejor pollo frito que hayas comido nunca. Puedes servirlo en cualquier momento -tanto para comer como para cenar, a modo de entrante, para picotear…- porque te aseguramos que gustará a todo el mundo y que con él triunfarás. ¡Toma nota de su mejor receta!

Ingredientes que necesitas:

  • 2 pollos pequeños, cortados en unos diez pedazos cada uno (las pechugas mejor cortadas por la mitad)

Para el aliño:

  • 5 tazas de suero de leche
  • 1 taza de sal
  • 2 cabezas de ajo medianas, machacadas pero sin pelar
  • 1/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de pimentón

Para la masa:

  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de suero de leche

Para el rebozado:

  • 6 tazas de harina

Paso a paso

En un bol grande, mezcla el suero de leche, la sal, el ajo machacado, el azúcar y las dos cucharadas de pimentón para hacer un aliño. Coloca los trozos de pollo dentro y mete el recipiente de dos a tres horas en la nevera. Pasado ese tiempo, sácalos.

En otro bol grande, prepara una masa mezclando los huevos, el polvo para hornear, el bicarbonato y el suero de leche. Reboza los trozos de pollo con la harina en otro bol, y después, rebózalos otra vez en el bol con la masa anterior.

Coloca una sartén al fuego a unos 190ºC y calienta un chorrito de aceite de oliva en ella. Coloca de cinco a seis trozos de pollo en la sartén, tápala y deja que se tuesten durante unos 6 minutos. Pasado ese tiempo, dáles la vuelta y fríelos durante otros 6 minutos, esta vez sin tapar la sartén. Deje que el aceite se vuelva a calentar a la misma temperatura antes de freír el siguiente lote.

Retira el pollo del aceite y coloca las piezas en una bandeja para hornear, manteniéndola caliente en el horno hasta que vayas a servir o a comer el pollo. ¡Estará delicioso!

Continúa leyendo