Cómo hacer una sopa cremosa de salmón

Si deseas aprender a elaborar otra opción de sopa de invierno diferente a las que ya conoces, no te pierdas esta exquisita sopa de salmón cremosa.

El salmón es un pescado muy fácil de cocinar y de servir, además de ser tremendamente irresistible. Es más, se adapta muy bien a todas las circunstancias y todas las ocasiones. Tanto para platos festivos, servidos fríos o ahumados como aperitivo, siempre es un auténtico placer disfrutar de este exquisito alimento en la mesa.

Desde un punto de vista nutritivo, ya sabemos que el salmón es muy bueno para la salud, ya que es un producto rico en omega-3 y naturalmente graso, de manera que se presta a todo tipo de recetas y acompañamientos.

De hecho, es tan versátil en la cocina que podríamos disfrutarlo únicamente cocinándolo a la plancha durante unos cuantos minutos. O elaborar una sopa cremosa como la que te vamos a proponer a continuación.

Además, se trata de una opción aún más sencilla y rápida de cocinar porque utilizamos salmón enlatado, una variedad excelente como elemento básico de la despensa (de la misma manera que también lo es el atún en lata), ideal para tener a mano una amplia variedad de elaboraciones, como sopa de pescado —y otras sopas—, pasta y quiché.

La sopa de salmón cremosa es riquísima porque el salmón le proporciona una consistencia agradable y espesa, a lo que se le une que, desde un principio, comenzamos la receta haciendo una roux; es decir, derritiendo un poco de mantequilla y añadiendo luego la harina.

Así, mientras elaboramos el roux, en una segunda cacerola calentamos brevemente un poco de leche junto con la cebolla. Curiosamente, en esta ocasión la cebolla no la incorporamos a la sopa, la desechamos completamente (aunque es cierto que la puedes utilizar para cualquier otra elaboración).

Luego, a medida que combinamos la leche y el roux, y lo vamos cocinando a fuego lento, comenzaremos a ver cómo la mezcla empieza a espesarse, adquiriendo una textura maravillosa. Así, al final le añadimos el salmón enlatado, una opción diferente al atún en lata, ya que se procesa directamente en la lata, de manera que este es el líquido de cocción de los jugos naturales que el pescado libera durante el proceso de cocción (y es muy sabroso).

Receta de sopa cremosa de salmón

Receta de sopa cremosa de salmón
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 450 g de salmón enlatado
  • 3 tazas de leche entera
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 1 rodaja de cebolla
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta negra molido
  • Perejil picado

Elaboración:

Comenzamos derritiendo la mantequilla en una cacerola a fuego medio-bajo. Luego, una vez se haya derretido, añadimos la harina.

En otra cacerola, añadimos la leche entera y la escaldamos junto con la rodaja de cebolla. Finalmente, retiramos la cebolla de la leche.

Agregamos de forma gradual la leche a la mezcla de mantequilla y harina, removiendo constantemente a fuego lento.

Continuamos cocinando y revolviendo hasta que la mezcla de leche se haya espesado. Escogemos el salmón, retiramos las espinas más gruesas y el líquido que encontramos en el interior de la lata de salmón, y lo añadimos a la mezcla de leche espesa y harina.

Sazonamos con sal y pimienta negra molida al gusto, y servimos con una guarnición de perejil fresco picado. 

En caso de que prefieras la sopa con trozos, simplemente debes dejar la elaboración tal y como está. Pero si deseas una consistencia aún más suave y aterciopelada, es aconsejable licuar la sopa antes de servirla.

Un consejo delicioso:

Además del perejil, es muy posible que ya sepas que el eneldo (fresco o seco) es otra de las hierbas que mejor combinan con el salmón. Y en esta sopa el resultado es aún más exquisito y delicioso si cabe.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo