Vídeo de la semana

Cuscús, beneficios y propiedades de la sémola de trigo

Rico en proteínas y carbohidratos, el cuscús es un plato muy completo y perfectamente personalizable. Te desvelamos sus propiedades y la manera de prepararlo en versión healthy.

Cuscús, cous cous, alcuzcuz o kuskusús. Puedes llamar de cualquiera de estas maneras a este plato de la cocina tradicional del norte de África. Se basa en sémola de trigo duro, a veces de cebada o trigo verde, y se dice que pudo ser inventado por los bereberes. Incluso en El Quijote aparecen referencias a esta creación culinaria, donde se menciona un plato elaborado ‘con dos arrobas de pasas y dos fanegas de trigo’.

Y de la literatura a la mesa. El cuscús es esa parte del trigo que no se ha terminado de convertir en harina, lo que le hace tener esa apariencia de ‘bolita’. Los granos resultantes presentan un color dorado pálido y dependiendo de su grosor, pueden ser finos, medios o gruesos, existiendo también variedades como la refinada o la integral. Como contiene gluten, está contraindicado para los celíacos (aunque puedes encontrar sus versiones gluten free en tiendas especializadas).

Características de la sémola de trigo

La sémola de trigo es rica en carbohidratos y proporciona mucha energía a nuestro organismo. Por cada 100 gramos de producto seco, puede obtener 12,68 gramos de proteína, 69 gramos de carbohidratos y 1,05 gramos de grasa. Además, es un alimento bajo en colesterol, lo que se traduce en beneficios para nuestro sistema cardiovascular y la circulación sanguínea.

Contiene vitaminas B9, B3, B4 (que favorecen la formación de glóbulos rojos, ayudando a prevenir la anemia) y vitamina K. Esta última ayuda a la formación y desarrollo de huesos y tejidos saludables. Otro de los puntos fuertes de este alimento es que no tiene purinas, una sustancia natural que se encuentra presente en algunos alimentos. Y como la sémola no carece de ellas, las personas con alto contenido de ácido úrico pueden consumir cuscús sin ningún problema. Quienes padecen de presión arterial alta o hipercolesterolemia también pueden disfrutar de él por su bajo contenido en sodio.

Todas estas características hacen que la sémola y por tanto el cuscús, sea una opción excelente para deportistas, así como para personas con problemas digestivos.

Ingredientes básicos para hacer un cuscús healthy

Caldo de pollo: puedes prepararlo en casa o hacerlo con media pastilla de caldo concentrado. Lo ponemos a calentar y añadimos la sémola, dejando que se hidrate entre 3 y 5 minutos.

Verduras: el cuscús es un plato perfecto para incluir cualquiera de nuestras verduras favoritas, aunque combina a la perfección con berenjena, calabacín, zanahoria, cebolla, pimiento… También puedes acompañarlo de frutos secos como pasas, que aportarán un toque dulce. Sea como sea, tendrás que picarlas y sofreírlas durante unos 15 minutos y después salpimentar al gusto.

Carne de pollo: o pavo, dependiendo de tus preferencias (y mejor sin piel, para eliminar grasas).  Bien es cierto que la receta original se prepara con cordero, pero es una carne más grasa y por eso en este caso la hemos sustituido por pollo/pavo, que además es muy rica en proteínas. Añadiremos esta carne cuando las verduras estén pochándose, antes de echar la sémola. Una vez estén todos los ingredientes juntos, dejamos que se hagan durante unos 10-15 minutos… ¡Y ya tenemos nuestro cuscús!

Garbanzos: este es un elemento completamente opcional y que al igual que el cordero, es parte de la elaboración tradicional. Es un alimento que cuenta con gran cantidad de proteínas vegetales y fibra, así que sientete libre de añadirlo si te apetece.

Aceite:  puedes prescindir de él, pero se trata de una grasa ‘buena’ y con un chorrito el cuscús quedará má sabroso y los granos más sueltos.

Perejil y canela: al igual que el aceite y los garbanzos, son opcionales pero agregarán un sabor inconfundible al plato.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo