Raviolis fritos con espinacas: ¡te encantarán!

Este plato se prepara en menos de 20 minutos y estamos seguras de que se convertirá en uno de tus nuevos favoritos. ¡Toma nota de su receta!

raviolis con espinacas y queso
iStock

Son uno de los productos más famosos de la cocina italiana, aunque están tan ricos y se cocinan de una forma tan fácil que ya son populares en todo el mundo. Hablamos de los clásicos raviolis, esos pequeños cuadraditos de pasta rellenos de queso u otros ingredientes como las setas o la carne picada. ¿Te gustan tanto como a nosotras? Ahora te proponemos una receta deliciosa para disfrutarlos con una de las verduras más ricas y nutritivas, las espinacas.

Este plato se prepara en la sartén en menos de 20 minutos, y está tan delicioso -y crujiente- que te aseguramos que se convertirá en uno de tus nuevos favoritos, al que recurrirás cuando tengas poco tiempo para cocinar pero te apetezca algo rico. ¿Interesada en descubrirlo? ¡Toma nota de su elaboración!

Ingredientes que necesitas:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo grandes picados en cubitos
  • Unos 150 gramos de espinacas tiernas
  • Sal y pimienta negra recién molida 
  • Unos 500 gramos de raviolis (puedes utilizar una bolsa de raviolis congelados)
  • Media taza de parmesano rallado
  • 6 cucharadas de queso mascarpone

Paso a paso

Pon un sartén grande a fuego medio o alto y calienta en ella el chorrito de aceite. Añade el ajo bien picado y dóralo durante al menos 1 minuto. Agrega las espinacas y unas pizcas de sal y pimienta y cocina todos los ingredientes hasta que las espinacas se ablanden, aproximadamente durante 3 o 4 minutos. Sazona al gusto, y con unas pinzas o una cuchara grande recoge las espinacas y colócalas en un tazón grande, escurriéndolas.

Añade a la sartén los raviolis junto con la taza de agua, dejando que hiervan a fuego alto un par de minutos. Luego reduce a fuego medio y tapa la sartén, dejando que se cocinen al vapor durante unos 3 o 5 minutos.

Pasado ese tiempo coloca el mascarpone en pequeñas cucharadas alrededor de los raviolis con cuidado para que no se rompan, ya que en este momento estarán muy tiernos. Condimenta con sal y pimienta y agrega las espinacas con las pinzas. Espolvorea toda la parte superior de la sartén con queso parmesano y asa la mezcla hasta que los ravioles estén dorados, durante unos 5 minutos más. ¡Y listo! Retira la sartén del fuego y disfruta de este plato directamente de la sartén, bien caliente, con el queso derretido. ¡Te encantará su textura y sabor!

También te puede interesar:

Continúa leyendo