Vídeo de la semana

Recetas con arroz: platos infalibles que debes conocer

El arroz ha sido siempre un alimento indispensable en el hogar. Está muy rico, es saludable y tiene múltiples opciones a la hora de cocinarlo. ¿Quieres conocer algunas de ellas? Te hablamos del risotto con champiñones y el arroz blanco con ajo y laurel. Dos recetas apetitosas que no fallarán en casa.

Risotto con champiñones
Freepik

Disfrutar de un buen plato de arroz siempre es una excelente alternativa, tanto por su sabor como por los grandes beneficios que este cereal —el más consumido del mundo— nos aporta. Para que sepas cómo sacarle provecho, vamos a darte unas cuantas alternativas de platos con arroz.

Si buscas “arroz recetas” en un buscador van a aparecerte muchas alternativas, pero no todas pueden considerarse infalibles. Por eso te traemos unas recetas con arroz que sí entran en esa categoría.

Recetas de platos con arroz que nunca fallan

 

Risotto de champiñones

Un delicioso plato muy típico de Italia. Para conseguir ese punto cremoso que lo hace tan especial, es importante que utilices un arroz adecuado, el arroz arborio es la clave. Tardarás unos 45 minutos en preparar este risotto. Cuando lo vayas haciendo, ve removiendo el arroz de vez en cuando.

Ingredientes

  • 200 gramos de champiñones frescos.
  • 400 gramos de arroz arborio (una variedad italiana de arroz corto) o cualquier arroz apto para risotto.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Una cebolla grande.
  • Litro y medio de caldo de pollo o de verduras. También puedes echarle agua, aunque es preferible lo primero.
  • Albahaca fresca o seca (es para decorar).
  • 50 gramos de queso parmesano rallado. 
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración

  • Pela la cebolla y pícala muy fina con un cuchillo.
  • Seguidamente, echa en una olla (preferiblemente baja) sal y un poco de aceite. Ponla a fuego medio.
  • Cuando el aceite esté caliente, agrega la cebolla y remueve de vez en cuando. Cocina durante unos 5 minutos, hasta que veas que queda tierna y algo transparente.
  • Mientras, puedes ir cortando la parte de la tierra y las raíces a los champiñones. Después, córtalos, tratando de que los trozos no sean muy pequeños, pues al cocinarlos perderán volumen. No obstante, es cuestión de gustos.
  • Incorpora los champiñones a la olla y cocínalos junto a la cebolla durante unos 5 minutos.
  • Puedes aprovechar para ir calentando (en un cazo en el fuego o en un recipiente apto en el microondas), el agua o caldo que vayas a usar para el risotto. Hazlo hasta que esté a punto de empezar a hervir. Si es agua, échale sal, si es caldo y no la lleva, también.
  • Cuando pasen los 5 minutos de la olla, añade el arroz, sube el fuego hasta que esté a temperatura alta y echa el vino blanco. Déjalo así para que el alcohol se evapore durante unos 3 minutos.
  • Ahora ha llegado el momento de agregar el caldo que has calentado. Hazlo en tandas de unos 300 mililitros, y cuando veas que el arroz lo ha absorbido completamente, echa otra medida igual.
  • Deja que se cocine durante unos 15 minutos (o lo que indique el fabricante del arroz). Lo mejor es que cuando pase este tiempo compruebes si el arroz está en el punto deseado. Lo ideal es que esté jugoso y con el centro hecho, aunque en ningún caso tiene que estar duro, y mucho menos pasado.
  • Y ya está. Ahora solo queda agregarle el queso parmesano y comprobar qué tal está de sal. Tapa la olla durante unos 5 minutos para que repose, ¡y a disfrutar!

Para tener la mejor versión de este plato, lo mejor es comerlo recién hecho. Puedes guardarlo en la nevera si sobra durante 3 días como máximo, pero la textura se resentirá. No es recomendable congelarlo.

Arroz blanco con ajo y laurel

Vamos con una receta muy versátil: la de arroz hervido, que además puede servir como guarnición de infinidad de platos. Queda riquísimo al cocerlo junto con un par de dientes de ajo y una hoja de laurel, pero si quieres darle un toque único, añade al final un toque de aceite o mantequilla.

Ingredientes

  • 350 ml de agua
  • 200 gr de arroz
  • Dos dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Media cucharada de sal
  • 2 cucharadas soperas de aceite o mantequilla

Elaboración

  • En una olla amplia (intenta que no sea muy alta), echa el agua y la sal. Calienta a fuego medio-alto hasta que rompa a hervir.
  • Cuando lo haga, agrega el arroz, los ajos y el laurel y baja a fuego medio. No tapes la olla y deja que toda el agua de la superficie se evapore.
  • No hace falta que lo remuevas. Cuando el agua esté evaporada, añade el aceite o la mantequilla, tapa la olla y deja que el arroz se termine de cocinar a un fuego muy bajo. Cocina durante 15 minutos, y ya tienes tu arroz.

 

Esperamos que estas alternativas para preparar un buen plato de arroz te hayan sido útiles. Una es más elaborada y la otra más sencilla, pero igualmente le podrás sacar mucho provecho, pues hay muchos platos que ganan con arroz como acompañamiento.

Para conseguir ese punto cremoso que lo hace tan especial, es importante que utilices un arroz adecuado, el arroz arborio es la clave.

También te puede interesar:

Continúa leyendo

#}