Risotto de espárragos, shiitake y alcachofas: receta clásica italiana

Este arroz cremoso con verduras está delicioso. ¡No sólo es nutritivo! Su sabor y textura te conquistará.

Es, junto con la pasta o la pizza, uno de los platos más famosos de la cocina italiana. Hablamos, por supuesto, del risotto, una receta donde el arroz cremoso es el protagonista, que se suele preparar de muchas formas: con pollo, con gambas, con verduras... Su versión más sencilla incluye setas y champiñones, y triunfa en cualquier ocasión. ¡Pocas personas se pueden resistir a su sabor y a su textura!

Ahora te proponemos preparar un risotto delicioso con una mezcla de ingredientes de lo más sabrosa y saludable: espárragos, setas shiitake y alcachofas. ¿Tienes curiosidad por descubrir su sabor? ¡Toma nota de su fácil receta!

Ingredientes que necesitas:

  • 5 tazas de caldo de pollo 
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de espárragos trigueros medianos y cortados en rodajitas. 
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Media barra de mantequilla sin sal
  • 1 taza de setas shiitake frescas sin tallo
  • 2 corazones grandes de alcachofa frescos, cortados en rodajas
  • 1 cebolla finamente picadas
  • 1 taza y media de de arroz Arborio
  • Media taza de vino blanco seco
  • 2 onzas de queso parmesano rallado

Cómo preparar este risotto

Para empezar hierve el caldo y el agua en una olla a fuego medio. Añade los espárragos cortados y cocina todo durante unos 4 minutos hasta que estén tiernos. Pasado este tiempo sácalos con una espumadera y escúrrelos.

Por otro lado, calienta el aceite de oliva con 1 cucharada de mantequilla en otra cacerola a fuego moderadamente alto hasta que desaparezca la espuma. Después saltea en ella las setas shiitaki hasta que se doren, aproximadamente durante 4 minutos. Sazona con sal y pimienta y colócalas en un bol.

En la misma cacerola, cocina la cebolla hasta que se ablande, aproximadamente durante unos 3 minutos. Después agrega el arroz y el vino y remueve los ingredientes hasta que el arroz absorba todo el líquido. Añade al arroz muy poco a poco la taza de caldo hirviendo y el agua, cocinando todo a fuego lento y dejando que cada adición se absorba bien antes de agregar la siguiente, hasta que el arroz esté tierno y cremoso.

Para terminar, retira del fuego el arroz y añade el queso rallado, la sal y pimienta al gusto, los espárragos, las alcachofas y las setas. Deja cocinar todo un par de minutos más, después remueve todos los ingredientes... ¡y listo! Ya puedes disfrutar de este risotto, decórandolo con una hojita de albahaca y tomándolo recién hecho.

Continúa leyendo