Tarta de coliflor y cebolla caramelizada: descubre este delicioso manjar

Esta quiché vegetarianae esponjosa y con una base crujiente te encantará. Aprende a prepararla de forma casera.

Si nos lees desde hace tiempo, sabrás de sobra que las quichés y las tartas saladas nos encantan. Además de ser consistentes y saciantes, estos ricos platos se pueden preparar con multitud de ingredientes como hortalizas y verduras, procurando así una forma fácil de consumir estos alimentos. Te hemos contado cómo preparar una quiché de pollo y calabaza, un pastel de patata y salmón, una tarta de setas y queso… y ahora te proponemos otra receta en esa línea que te conquistará: una tarta de coliflor y cebolla caramelizada. ¡Te encantará!

Puedes preparar esta deliciosa tarta, que además es vegetariana, en muy poco tiempo. ¡Toma nota de los pasos!

Ingredientes que necesitas:

  • 1 Coliflor pequeña, cortada en trozos.
  • 3 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 masa preparada para tartas (o puedes prepararla tú misma)
  • 1 cebolla grande, cortada a la mitad y en rodajas finas
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 2 huevos grandes
  • Queso mascarpone
  • Queso parmesano
  • Queso gruyere rallado
  • 1 cucharadita de aceite de trufa (opcional)

Paso a paso

Precalienta el horno a 210ºC. Mezcla la coliflor con 2 cucharadas de aceite de oliva en un tazón grande, y colóca los trozos en una bandeja para hornear. Espolvoréalos con sal y pimienta y asálos durante unos 25 minutos para que se doren ligeramente. Después, sácalas y rocíalas con aceite de trufa (si lo usas)

A continuación coloca la masa para la base de la tarta en un molde redondo con el fondo removible. Forra la base con papel de aluminio y hornéala durante 20 minutos, hasta que esté crujiente. Después, sácala y pínchala con un tenedor.

Calienta un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio bajo. Agrega la cebolla cortada fina, espolvoréala con una pizca de sal y pimienta y cocínala hasta que la cebolla esté dorada y caramelizada.

Saca la base del horno y úntala con un cuchillo y mostaza. Después, añade la cebolla caramelizada y la coliflor encima de ella. Bate los huevos, el queso mascarpone y el gruyere, la crema, la pimienta y la nuez moscada en un tazón mediano, y vierte la mezcla sobre el relleno de la tarta. Para terminar, hornéala durante 40 minutos hasta que se dore por completo y se vuelva firme y dura. Pasado ese tiempo sácala del horno y déjala enfriar al menos 15 minutos antes de consumirla. ¡Te encantará su textura y su sabor!

También te puede interesar:

Continúa leyendo