Tortillas de calabacín, jamón y ricotta: un entrante de diez

Este sabroso plato elaborado con el vegetal de moda te encantará. ¡Y se prepara en menos de 15 minutos!

tortillas de calabacín y jamón
iStock

Hace muy poco te descubrimos algunas de las mejores recetas para incluir el calabacín, una de las verduras más agradecidas en la cocina, en tu dieta. Una lasaña, una quiché, una crema, pasta con este vegetal… y ahora te proponemos una más, de lo más original, que puedes añadir a la lista: unas tortillas finas de calabacín, jamón y ricotta, ese famoso requesón de sabor suave.

Este plato es un entrante perfecto: además de ser bastante nutritivo (no nos olvidemos de lo valiosos que son los calabacines), se prepara en muy poco tiempo, de forma fácil y tiene un sabor de lo más agradable que gustará a cualquier paladar. Con estas tortillas triunfarás en tu próxima comida con invitados, ¡toma nota de su receta!

Ingredientes que necesitas:

 

  • 1 cucharada y media (20 gramos) de mantequilla sin sal
  • 1/3 taza de leche, de cualquier tipo
  • Media taza de queso ricotta
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo
  • Media cucharadita de sal marina fina
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 taza (130 gramos) de harina para todo uso
  • 1/4 taza de hojas de albahaca picadas
  • Aproximadamente 85 gramos de jamón curado
  • Medio calabacín pequeño, cortado en tiras finas.
  • Un chorrito de aceite de oliva para freír

Paso a paso

Para empezar derrite la mantequilla en el fondo de un bol grande en el microondas. Después, en ese mismo bol añade la leche y la ricotta y remueve bien hasta que todos los ingredientes se integren. Añade también los huevos, el polvo de hornear, la sal y la pimienta al gusto y bate todo durante un par de minutos. A continuación añade la harina, la albahaca bien triturada, el jamón picado y los trocitos de calabacín, y remueve un poco más.

Calienta una sartén pequeña a fuego medio y agrega 1 cucharadita de aceite de oliva a ella. Cuando el aceite esté caliente, vierte un tercio de la mitad de la mezcla del bol y extiéndelo en una capa. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina la masa, moviendo un poco la sartén para asegurarte de que no se pegue, hasta que se dore ligeramente por debajo, aproximadamente de 4 a 5 minutos. 

Da la vuelta a la tortilla y fríela hasta que esté dorada por el otro lado, otros 4 minutos. Ve colocando las tortillas en una fuente grande, déjalas enfriar un par de minutos… ¡y a disfrutar de ellas!

Continúa leyendo