Tres recetas de lasañas diferentes que te sorprenderán

¿Te gusta la lasaña? Si quieres salir de la clásica de carne, ¡tenemos tres recetas que sorprenden a todo el mundo? Y están deliciosas.

Hacer lasaña en casa es facilísimo y, además de la clásica con salsa boloñesa, hay mil opciones para innovar con este plato. Puedes preparar lasañas con queso y verduras (las espinacas y los quesos fundentes son un acierto siempre) e incluso con pescado.

Te proponemos tres recetas diferentes, una en la que sustituimos las placas de pasta por berenjena y otras dos con rellenos que no llevan carne. ¿Te apuntas?

Lasaña de berenjenas, requesón y sobrasada

En esta ocasión sustituimos la pasta por láminas finas de berenjena y proponemos un relleno a base de requesón y sobrasada que es un auténtico espectáculo.

Ingredientes:

  • 600 g de berenjena
  • 120 g de sobrasada
  • 250 g de requesón
  • 60 g de parmesano rallado
  • 200 g de mozzarella
  • 10 hojas de albahaca fresca
  • 1 puñado de piñones
  • Orégano seco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal.

Elaboración:

  1. Lavar las berenjenas, retirar los extremos y cortarlas en rodajas finas (de menos de 1 cm). Salarlas por los dos lados y dejarlas reposar unos 30 minutos para que expulsen el amargor. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Secar bien las berenjenas y ponerlas en la bandeja del horno. Con un pincel, darles un poco de aceite y hornearlas 20-30 min, hasta que estén tiernas, dándoles la vuelta a mitad de la cocción.
  3. Poner en un cuenco el requesón y el queso parmesano rallado; picar la albahaca e incorporarla también; mezclar los tres ingredientes.
  4. Retirar la piel de la sobrasada y desmenuzarla. Tostar los piñones en una sartén sin engrasar, a fuego lento y moviéndolos.
  5. Untar una bandeja de horno con aceite de oliva y montar la lasaña: primero una capa de berenjena; a continuación, la mitad del requesón; sobre este, una fina capa de sobrasada y piñones, y, finalmente, mozzarella rallada; espolvorear un poco de orégano sobre ella. Volver a poner una capa de berenjena, otra de requesón (la otra mitad), sobrasada y piñones y cubrir con la última capa de berenjena. Salpimentar al gusto y cubrir con la mozzarella rallada.
  6. Introducir la bandeja en el horno ya precalentado a 180 ºC y hornear durante 30-40 minutos, hasta que la mozzarella esté gratinada y el queso del interior y la sobrasada fundidos.

Lasaña de espinacas y queso de cabra

Las espinacas hacen una combinación muy buena con los quesos que funden bien en el horno. En este caso apostamos por queso de cabra, pero también se puede usar un brie e incluso un provolone.

Ingredientes:

  • 1 paquete de 20 placas de lasaña precocida
  • 1 kg de espinacas frescas
  • 1 cebolla grande
  • 300 g de queso de cabra
  • 100 g de queso emmental rallado
  • 750 ml de leche entera
  • 40 g de harina
  • 40 g de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal.

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180 grados, en posición de calor arriba y abajo.
  2. Saltear las espinacas en dos tandas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que pierdan volumen. Retirar del fuego.
  3. Picar la cebolla fina y, en una cazuela mediana, pochar con la mantequilla y un chorrito de aceite a fuego suave unos 10 minutos.
  4. Retirar del fuego antes de que se dore.
  5. Añadir la harina, remover y dejar que se haga a fuego muy lento otros 10 minutos.
  6. Incorporar la leche bien caliente y remover con una cuchara de madera hasta obtener una bechamel ligera.
  7. Salpimentar, añadir nuez moscada rallada al gusto y mezclar bien.
  8. Preparar una fuente de horno mediana untando con un poco de mantequilla. Disponer una base de bechamel.
  9. Para montar la lasaña, poner la primera capa de pasta, encima la mezcla de espinacas, una capa de rodajas de queso de cabra y, por último, cubrir con bechamel. Repetir.
  10. Como toque final, espolvorear queso emmental rallado y un poco de pimienta. Hornear la lasaña 30 minutos hasta que se dore por la parte de arriba.

Lasaña de salmón y queso de cabra

Si no quieres que el salmón quede seco, no lo cocines en exceso (se acabará de hacer en el horno) y córtalo en dados más o menos grandes antes de montar la lasaña.

Ingredientes:

  • 300 g de lasaña
  • 300 g de filete de salmón
  • 300 g de nata
  • 150 g de queso de cabra
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Hierbas al gusto
  • Pimienta
  • Sal.

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 200º C.
  • Untar un pyrex con mantequilla y reservar.
  • En una sartén verter la nata y cocinar de 3 a 4 minutos hasta que empiece a reducirse.
  • Desmenuzar el queso de cabra y añadir 3/4 de él a la sartén.
  • Remover hasta que se integre y espese.
  • Sacar del fuego.
  • Salpimentar, cubrir y reservar.
  • Calentar aceite en una sartén y cocinar el salmón 1 minuto por lado.
  • Sacar del fuego y colocar sobre papel de cocina.
  • Cortar en trozos.
  • Cocer la pasta según las instrucciones del fabricante.
  • Escurrir.
  • Colocar la primera capa al fondo de la fuente pyrex y cubrir primero con la salsa de queso y después con el salmón.
  • Repetir hasta terminar con los ingredientes.
  • Hornear durante 45 minutos.
  • Servir con hierbas al gusto.

Y, una vez vistas estas tres recetas, ¿con cuál te quedas? No lo dudes y anímate a probar lasañas diferentes.

Continúa leyendo