Albóndigas con garbanzos salteados

Este es un plato pensado para tirar de despensa, es decir, para hacer con garbanzos de bote, esos que siempre debe haber en casa porque pueden sacarnos de más de un apuro.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Legumbres

Ingredientes:

-1 tarro de garbanzos al natural de unos 300 g
-150 g de carne de ternera
-25 g de miga de pan blanco
-1 huevo
-1 cucharada de cebolla picada
-100 g de piñones
-12 cebollitas
-200 ml de aceite
-1 cucharada de tomillo picado
-pimienta molida
-sal

Elaboración:

Pasar los garbanzos por agua fría. Escurrirlos sobre papel absorbente.

Disponer la carne de ternera en un bol, agregar la miga de pan, el huevo, la cebolla picada, pimienta y sal.
Mezclar muy bien los ingredientes y formar unas albóndigas pequeñas. Calentar 200 ml de aceite en una sartén y freír las albóndigas por todos los lados. Apartar del fuego y reservar.

Pelar las cebollitas y freírlas en 2 cucharadas de aceite a fuego medio. Retirarlas de la sartén y, en el mismo aceite, dorar los piñones.

Calentar el aceite restante en otra  sartén y añadir los garbanzos. Darles varias vueltas para que queden bien rehogados. Incorporar los piñones, las cebollitas y las albóndigas. Espolvorear con el tomillo picado y servir.

Para hacer los garbanzos del modo tradicional:

 

Pon los garbanzos secos en remojo el día anterior. Ha de ser en agua templada con una cucharadita de bicarbonato o sal y deben estar en remojo unas 12 horas (toda la noche). Lávalos bien y escúrrelos y ponlos a cocer con 1 litro de agua y sal. Puedes hacerlos en la olla express (deja que coja temperatura, cierra y tenlo durante 15 minutos) o en una cacerola durante 1 hora y media (a fuego medio la primera media hora y bajo la siguiente).

Continúa leyendo nuestras recetas...