Canelón vegetariano

Añade algún fruto seco picado, como avellana o almendra. Le dará una textura diferente y un sabor interesante.

Ingredientes:

Para la salsa:

  • 6 tomates maduros
  • 2 ajos
  • 1 cebolla
  • albahaca fresca
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • azúcar

Para el canelón:

  • 4 láminas de pasta para lasaña
  • 1 pimiento rojo mediano
  • 1 pimiento verde mediano
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 20 g de pasas sultanas
  • 1 cebolla
  • tomillo fresco
  • queso para gratinar
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Pasta
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Para la salsa, escalda y pela los tomates. Pica la cebolla no muy fina, para conseguir una salsa de aspecto rústico. Aplasta los 2 ajos sin pelar en una sartén con un poco de aceite y añade la cebolla picada. Agrega un poco de sal, tapa y deja a fuego lento. Cuando la cebolla adquiera un color transparente, quita la tapa. Sigue removiendo y, cuando la cebolla tenga un color marrón claro, añade el tomate sin cortarlo entero.
  2. Pasados 30 minutos, rectifica con azúcar, si es necesario. En el último momento, añade la albahaca picada en juliana gruesa. Salpimienta y reserva la salsa.
  3. Corta los pimientos, la zanahoria, el calabacín y la cebolla en dados para el relleno del canelón. Saltea los ingredientes en una sartén en el siguiente orden: cebolla, pimientos, zanahoria y calabacín. A media cocción, agrega una ramita de tomillo fresco y las pasas.
  4. Cuece las láminas de lasaña y déjalas sobre un trapo limpio. Rellénalas con la mezcla de verduras cocidas y enróllalas. Cubre la base de una fuente para horno con salsa de tomate y coloca los canelones encima. Espolvorea con el queso y gratina. Luego, sirve un canelón acompañado de salsa de tomate y unas hojas de albahaca fresca.

Canelon o lasaña, ¿cuál es la diferencia?

Los canelones y la lasaña son deliciosos platos famosos en la gastronomía italiana e imprescindibles para cualquier dieta. Se suelen confundir ambos platos, ya que son bastante parecidas. En cuanto a su relleno, suelen admitir casi cualquier ingrediente. Por ello, se puede adaptar casi a cualquier dieta.

Los rellenos más habituales son de verduras, pescado, carne, setas o jamón. Ambos platos son italianos, pero su principal diferencia es su presentación. Por un lado, la lasaña consiste en la compilación de placas de pasta cocidas junto al relleno. En el caso de los canelones, se tratan de rollitos de placas de pasta rellenos de nuestros ingredientes favoritos.

Si te gusta este plato, no dudes en probarlo con atún o incluso, en su versión griega (la musaka).

Continúa leyendo nuestras recetas...