Cola de bogavante con fideos chinos y ajetes

Aprende a preparar esta original receta gourmet con el bogavante como protagonista y un toque oriental ¿El resultado? ¡Un espectáculo!

Ingredientes:

  • 4 bogavantes de 750 g cada uno
  • 75 g de fideos chinos
  • 1 manojo de ajetes 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de sal gorda
  • 1 hoja de laurel seco.

Para la salsa:

  • 1 dl de aceite de oliva virgen extra
  • ½ dl de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharadita de mostaza tipo Dijon
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Marisco
Sin gluten

Elaboración:

  1. Poner en una cacerola abundante agua con la sal gorda y la hoja de laurel.
  2. Llevar a ebullición y cuando rompa a hervir introducir los bogavantes.
  3. Cuando el agua comience a hervir, continuar la cocción durante 10 minutos.
  4. Sacarlos de la cacerola y pasarlos a un recipiente con agua y hielo.
  5. Cocer los fideos durante 2 minutos en agua hirviendo con sal.
  6. Escurrir y pasar por agua fría.
  7. Limpiar los ajetes y trocearlos. Saltearlos en el aceite caliente durante 2 minutos, escurrir y reservar.
  8. Batir en un bol el vinagre con la mostaza, la pimienta y la sal.
  9. Agregar poco a poco el aceite e incorporar el diente de ajo pelado y machacado.
  10. Mezclar bien.
  11. Escurrir los bogavantes, retirar las cabezas y cortar los caparazones a lo largo para sacar las colas.
  12. Colocarlas en los platos con los fideos y los ajetes de guarnición.
  13. Servir la vinagreta aparte.

Consejos para preparar esta receta de cola de bogavante con fideos chinos y ajetes:

Atrévete a cocinar este plato digno de los mejores chefs. A continuación, te mostramos unos truquitos para hacer un plato de 10. ¡Toma nota!

El bogante es uno de los mariscos más caros y la vez sabrosos que puedes encontrar en el mercado. Si quieres cocinarlo en fechas clave, como Navidad, su precio subirá como la espuma. Por lo tanto es recomendable comprarlo con un poco de antelación y congelarlo. Otra alternativa es comprar el bogavante ya congelado y cocerlo después.

En el momento de descongelarlo, es importe sacarlo 24 horas antes de consumirlo y dejarlo que se vaya descongelando en la nevera. No lo hagas en el microondas, en el horno o dejándolo cerca de alguna fuente de calor ni en la encimera a temperatura ambiente.

Cuando llegue el momento de cocinarlo hay que tener en cuenta que la olla donde vayas a cocerlo sea profunda, ya que el marisco debe quedar completamente cubierto. Añade 60 gramos de sal gorda por litro de agua y una o dos hojas de laurel seco.

De color negro azulado, este crustáceo puede llegar a medir hasta los 60 centímetros y su peso oscila entre los 300 gramos y los 5 kilos. Posee unas fuertes y grandes pinzas, su filo hace que pueda llegar a cortar a otras especies marinas con gran facilidad. Es considerado una verdadera joya para la alta cocina, ya que se puede aprovechar al completo. En su cabeza se encuentra la parte más apreciada, su textura cremosa a la vez que crujiente es de gran exquisitez.

Desde el punto de vista nutricional, el bogante posee un alto índice de proteínas de alta calidad. Tiene un alto contenido de vitamina A y casi todas las pertenecientes al grupo B. Además es un alimento con muy pocas grasas y calorías.

No lo dudes y anímate a darle un toque exótico a este delicioso ingrediente.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...