Crustada con pollo a la mediterránea

Elegimos al rey del verano, el tomate, como ingrediente estrella de nuestra receta de hoy. Una crustrada o tarta salada que te sorprenderá.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Carnes

Ingredientes:

• 1 pechuga de pollo
• 4 hojas de pasta filo
• 3 tomates maduros grandes
• 3 dientes de ajo
• 1 cucharadita de tomillo triturado
• albahaca fresca
• 40 g de aceitunas negras deshuesadas y picadas
• 40 g de almendras en polvo
• 1 bote de sofrito de tomate con verduras o pisto
• 4 cuch. de aceite de oliva
• pimienta
• sal

Elaboración:

Cortar en trozos menudos la pechuga de pollo y ponerlos en un recipiente de cristal. Cubrir con 3 cucharadas de aceite, el tomillo, 5 hojas de albahaca picadas, sal y pimienta. Dejar macerar durante 1 hora.

Lavar y cortar los tomates en rodajas finas. Espolvorearlas con un poco de sal y ponerlas, unos 20 minutos, en un escurridor para que suelten el agua.

Mientras, pintar con aceite las hojas de pasta filo, poner una encima de otra y colocarlas en el fondo de un molde desmontable previamente aceitado.

Pelar y picar los dientes de ajo y mezclar con la almendra en polvo. Esparcir la mezcla por el fondo de la tarta, cubrir con el sofrito de tomate con verduras y disponer encima las rodajas de tomate y los trozos de pollo. Espolvorear con las aceitunas negras picadas y rociar con un poco de aceite de oliva. Salpimentar al gusto.

Cocer en el horno de 20 a 25 minutos a 200 ºC, hasta que la pasta esté crujiente y dorada. Servir la crustada caliente decorada con unas hojas de albahaca fresca.

Continúa leyendo nuestras recetas...