Espaguetis a la amatriciana

Descubre los auténticos espaguetis a la amatriciana. Una receta similar a los míticos espaguetis con tomate, pero con un toque diferente e inconfundible.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
2 comensales
Tipo de receta: Pasta
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • 250 g de espagueti
  • 1 chile rojo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 50 ml de vino blanco
  • 100 g de panceta 
  • 250 g de tomates pelados
  • 50 g de queso pecorino (queso curado de oveja)
  • Sal al gusto. 

Elaboración:

  1. Cocer los espaguetis en agua hirviendo con sal siguiendo las indicaciones del fabricante.
  2. Pelar los tomates. Para facilitar esta tarea se pueden escaldar unos segundos en agua hirviendo haciéndoles previamente un corte en la parte inferior. Después pasarlos por agua fría. De esta forma la piel saldrá sola.
  3. Trocear la panceta y cocinar en una sartén a fuego medio.
  4. Añadir el chile entero y cocinarlo durante unos minutos con la panceta.
  5. Incorporar el vino blanco y desglasar la carne.
  6. Retirar la panceta cuando se haya dorado.
  7. Añadir los tomates pelados a la sartén y trocear con la ayuda de una espátula.
  8. Echar un poco de sal al gusto.
  9. Cocinar a fuego lento durante 3 minutos y retirar el chile
  10. Mezclar el tomate con la panceta y cocinar durante unos minutos.
  11. Añadir los espaguetis escurridos.
  12. Mezclar y servir con queso pecorino (queso de cabra) rallado por encima.

- Receta proporcionada por: FoodBoom.

Curiosidades sobre los espaguetis a la amatriciana:

Estos espaguetis a la amatriciana es una receta un tanto desconocida en nuestra gastronomía. Procedente de Italia, del pueblo Amatrice (de ahí su nombre) donde se preparan desde el siglo XIX. En Amatrice es típico cocinar este plato con un tipo de carne de cerdo que viene ya aromatizada con pimienta negra, guanciale (la misma que se usa para hacer la carbonara).

En sus orígenes este plato no tenía tomate, ni ninguna salsa. Pero con la llegada del tomate a Europa este plato renació convirtiéndose en un clásico. Su éxito se debe a su simplicidad, sencilla elaboración y rapidez. Además de ser una delicia incomparable para el paladar.

Algunas ideas para dar una vuelta de tuerca a esta receta...

Para esta receta nosotros hemos utilizado espaguetis, pero se pueden utilizar otros tipos de pasta, como tallarines o macarrones, según el gusto personal que tengáis en casa.

También se podría realizar con pasta rellena (tortelinis, ravioli, ñoquis…), como consejo, no eligir nunca una pasta rellena de ingredientes fuertes (queso azul) su potente sabor enmascararía el resto de sabores de este plato. Son muy recomendados los raviolis de carne picada, una carne de sabor suave que combina muy bien con esta salsa.

El queso que se utiliza para elaborar este plato es pecorino, de pasta dura y elaborado con leche de oveja. Si no lo encuentras, puedes sustituirlo por parmesano o por cualquier curado de nuestro país, un buen manchego le va de maravilla a esta receta. Eso sí, utiliza queso recién rallado (que sea queso de verdad), nada de esas mezclas de "quesos" rallados o para gratinar, que si te fijas en los ingredientes no llevan queso.

Con respecto al tomate, trata de elegir unos tomates que sepan a tomate, pélalos escaldándolos y cocínalos hasta que estén tiernos. La combinación de este ingrediente con la panceta (o el guanciale) tostado y el queso es una delicia.

Por lo demás, como verás se trata de una receta muy sencilla y que está absolutamente espectacular. ¡Prepáralo y nos cuentas!

Continúa leyendo nuestras recetas...