Espaguetis con panceta, habas y albahaca

Una receta diferente de pasta, con el toque fresco de la albahaca y el picante de la guindilla. Encantará a todos tus invitados.

Ingredientes:

  • 200 g de espaguetis
  • sal
  • 2 cebollas rojas
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile rojo
  • 1 manojo de albahaca
  • 4 rebanadas de tocino
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 200 g de habas
  • pimienta
  • 50 g de queso parmesano rallado.

 

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
Económica
2 comensales
Tipo de receta: Pasta

Elaboración:

  1. Cocer espaguetis en agua hirviendo con sal según las instrucciones del paquete. Una vez listos, escurrir.
  2. Pelar cebollas y picar.
  3. Pelar el ajo y picarlo finamente.
  4. Lavar el chile y cortarlo en aros pequeños.
  5. Lavar la albahaca, agitar y secar las hojas.
  6. Freír la panceta en una sartén sin aceite hasta que esté crujiente.
  7. Absorber el exceso de aceite colocnado la pancenta en un plato con papel de cocina. Romper en pedazos.
  8. Calentar aceite de oliva en una sartén.
  9. Freír las cebollas, el ajo y el chile durante 2-3 minutos.
  10. Añadir la albahaca y las habas y freír durante unos 2 minutos.
  11. Agregar espaguetis, saltear y sazonar con sal y pimienta.
  12. Servir los espaguetis con la panceta crujiente y con queso parmesano.

- Receta proporcionada por: FoodBoom.

Así se prepara este plato de espaguetis con panceta, habas y albahaca:

Qué debes saber para que este plato te quede perfecto:

La pasta es un plato muy socorrido para el día a día, pero también es perfecto para las comidas más informales con amigos. La clave está en innovar con la receta clásica y no recurrir a la salsa de tomate. Esta receta de espaguetis con habas y albahaca es ideal para sorprender a tus invitados y no perder demasiado tiempo en preparaciones elaboradas. En 15 minutos tendrás listo un plato completo, diferente y con ingredientes muy comunes que puedes adquirir en cualquier supermercado.

El aroma de la albahaca le da al plato un toque muy diferente y fresco, que contrasta a la perfección con la panceta frita. A la hora de seleccionar el ramillete de albahaca en tu supermercado, asegúrate de que sea firme y verde, con un aspecto sano y fresco.

Para cocer la pasta como un auténtico italiano, te recomendamos que utilices una cazuela grande en la que el producto pueda expandirse sin problema y no se apelmace. Añade suficiente agua con sal y cuando comience a hervir, es el momento en el que hay que echar la pasta. Remueve de vez en cuando durante la cocción para que la pasta no se pegue, pero no añadas aceite ni mantequilla. Calcula que la ración para una persona corresponde aproximandamente al hueco que hay cuando se une el dedo índice y el pulgar de tu mano.

La cebolla puedes picarla en brunoise, un corte usado por los cocineros y con el que obtendrás daditos de cebolla del tamaño perfecto para la receta. El chile le da un sabor que, junto con los matices de la albahaca, marca la diferencia de este plato. El picante aporta sabor y también estimula la circulación sanguínea y actúa como descongestionante. Un ingrediente ideal para hacer de este plato una receta redonda.

Atrévete a preparar platos de pasta diferentes y originales. ¡Te vas a sorprender de la versatilidad que tiene este delicioso ingrediente!

Continúa leyendo nuestras recetas...