Gratinado de patatas, bonito y tomate

Las patatas son un alimento muy versátil, ya que se pueden freír, cocer, asar, utilizar en guarnición, como guiso en puré… Un ingrediente delicioso y repleto de posibilidades.

Ingredientes:

  • 1 tarro de patatas cocidas
  • 1 lata de bonito de 300 g
  • 1 lata de tomate entero de 400 g
  • 1 cucharada de hierbas aromáticas picadas
  • 50 g de pan rallado
  • 0, 75 ml de aceite de oliva
  • 12 aceitunas negras
  • Pimienta negra
  • Sal.
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
Tipo de receta: Patatas

Elaboración:

  1. Escurrir bien y por separado, las patatas, el bonito y el tomate.
  2. Partir las patatas por la mitad o en tres partes si son muy grandes (comprar mejor un bote de las que son pequeñas).
  3. Con la ayuda de un tenedor o de un cuchillo de hoja fina, separar bien el bonito en lascas regulares.
  4. Apartar y reservar para más tarde.
  5. Abrir los tomates por la mitad.
  6. Retirar las simientes y cortarlos en dados regulares.
  7. Para que los tomates no suelten agua, dejarlos un rato sobre papel absorbente de cocina.
  8. Partir las aceitunas negras por la mitad o, si se prefieren más picadas, en tres aritos.
  9. Ponerlas también sobre papel absorbente para eliminar el exceso de líquido.
  10. Untar una fuente de horno con 1 cucharada de aceite de oliva.
  11. Disponer en ella, repartidos de manera salteada, las patatas, el bonito y los tomates.
  12. Sazonarlos bien con pimienta y sal.
  13. Repartir por encima de todo las aceitunas troceadas.
  14. Sobre esta preparación, esparcir 1 cucharada de hierbas aromáticas y el pan rallado.
  15. Rociar con el aceite y cocer en el horno precalentado a 200 ºC para gratinarlo hasta que quede dorado (durante unos 20 minutos aproximadamente).
  16. Emplatar y servir en los platos muy caliente.

Más consejos para preparar este plato:

Si quieres que tu gratinado de patatas con bonito y tomate quede perfecto, no te pierdas los consejos y recomendaciones que te traemos a continuación. Convierte en el chef diez de tu familia.

El bonito es uno de los pescados más cotizados y demandados en el mundo de la gastronomía. Si no tienes bonito puedes intercambiarlo por el atún, ya que son dos tipos de pescados muy similares. Prueba a realizar esta receta en su versión fresca, opta por escoger un atún o bonito fresco, su sabor es mucho más potente y sabroso. Cocínalo en el día y obtendrás un plato digno de los mejores chefs.

Si eres amante del queso, prueba a añadir tu queso favorito a este plato, un poco de cheddar, mozzarella, edam… o incluso puedes probar con sabores más fuertes y potentes como el queso azul. El queso no solo se derretirá dejando una textura y cremosidad irresistible, sino que se gratinará creando una costra superficial crujiente imposible de resistirse. Los cheeselovers perderán la cabeza.

Las patatas antes de meterlas al horno hiérvelas y hazles un sofrito con un poco de cebolla, así tendrá mucho más sabor. Opta por las patatas de una variedad harinosa, ya que estas tienen una textura muy recomendada para el horno, ya que se quedan blandas sin llegar a romperse.

En esta receta la lata de tomate se puede sustituir por una de pimientos de piquillo o similares, que también acompañan muy bien al resto de los ingredientes.

Pon en práctica estos consejos y disfruta de un gratinado de patatas con bonito y tomate de diez, repetirás.   

Continúa leyendo nuestras recetas...