Patatas asadas rellenas de setas

Las patatas nos dan la posibilidad de hacer infinidad de recetas. Asadas nos encantan, por eso, te proponemos hacerlas así y rellenarlas de setas: una combinación que te va a enamorar.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Patatas
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 4 patatas
  • 15 g de mantequilla
  • 1 cuch. de nata
  • 100 g de rebozuelos o cualquier seta de temporada
  • 3 cuch. de aceite de oliva
  • 1 cuch. de perejil picado
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

  1. El primer paso para hacer esta receta es precalentar el horno a 180 ºC.
  2. A continuación, lavamos las patatas y, sin pelarlas, las envolvemos por separado en papel de aluminio. Una vez hecho esto, las metemos en el horno y las asamos durante unos 55 minutos.
  3. Mientras las patatas están en el horno, vamos pelando el diente de ajo y lo picamos. Limpiamos los rebozuelos (o el tipo de setas que hayamos elegido) con un cepillo especial para setas, enjuagándolos bajo el chorro del agua fría, y los secamos bien.
  4. Calentamos el aceite en una sartén y sofreímos el diente de ajo. Añadimos el perejil picado y los hongos;  los rehogamos durante 10 minutos y los retiramos del fuego.
  5. Una vez asadas las patatas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar para poder manipularlas. Cuando estén frías, las abrimos por su parte superior y les retiramos la pulpa del centro.
  6. Mezclamos la pulpa de patata que hemos extraído con la mantequilla y la nata hasta formar un puré suave y lo salpimentamos. Después, lo introducimos en una manga pastelera.
  7. Por último, rellenamos las patatas con la preparación de los rebozuelos y disponemos el puré alrededor.
  8. Servimos caliente.

Consejos para hacer esta receta de patatas:

- El rebozuelo es una seta silvestre de otoño. Se reconoce por su color amarillo anaranjado y por su intenso olor a melocotón. Su carne es muy compacta y tiene pliegues en vez de láminas. Es una seta sabrosa, dulce y basta saltearla con un poquito de aceite para que esté exquisita. A diferencia de otras setas, necesita un poco más de cocción para que se ablande. Combina muy bien con patatas, huevos, aves y pescados.

- Al elegir las patatas, debemos asegurarnos de que son grandes, ya que las vamos a rellenar después.

- En este caso hablamos de utilizar rebozuelos, pero si lo preferimos podemos utilizar otro tipo de setas para hacer esta receta.

- Es muy importante que, cuando lavemos las setas bajo el grifo las sequemos muy bien, ya que absorben mucha humedad. Por eso, no se recomienda dejarlas en remojo en un recipiente, solo lavarlas bajo el grifo y secarlas después.

- Proponemos mezclar la pulpa de patata con la mantequilla y la nata, pero si lo preferimos podemos prescindir de la nata y mezclar la patata con un poco de leche o con aceite.  Para que el puré te quede perfecto es mejor que las patatas que hayamos elegido sean harinosas.

- Te recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo “Cómo cocinar setas y champiñones para conservar sus nutrientes”.

- En este caso, utilizamos la manga pastelera para disponer el puré alrededor de la mezcla de setas, pero también lo podemos poner con una cuchara o con un tenedor, haciéndolo con cuidado para que la presentación quede vistosa.

Continúa leyendo nuestras recetas...