Patatas con albóndigas y tomatitos

Los guisos son perfectos para los días frescos. Recurrimos a la socorrida, saludable y barata patata como buena aliada anticrisis.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Patatas

Ingredientes:

  • 700 g de patatas
  • 250 g de carne de ternera picada
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 manojo de ajetes tiernos
  • 100 g de tomates cherry
  • 40 g de miga de pan
  • 1 huevo pequeño
  • 1 cucharada de harina
  • 500 ml de caldo de verduras
  • 150 ml de aceite de oliva
  • Unas ramitas de tomillo
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

  1. El primer paso para hacer esta receta de albóndigas es pelar las patatas y formar unas bolas con la ayuda de una cucharilla especial.
  2. A continuación, pelamos  y cortamos en aros los ajetes.
  3. Calentamos 2 cucharadas de aceite de oliva  en una cacerola y rehogamos los ajetes sin que adquieran color.
  4. Incorporamos a la cacerola con los ajetes las bolas de patata, las salteamos y las cubrimos  con el caldo de verduras. Llevamos a ebullición y cocemos a fuego medio 15 minutos.
  5. Mezclamos la carne picada con la cebolla pelada y rallada, la miga de pan, el huevo, pimienta y sal. Formamos unas albóndigas pequeñas. Las pasamos por harina y sacudimos para retirar el exceso.
  6. Calentamos 100 ml de aceite en una sartén y las doramos ligeramente; escurrimos y reservamos.
  7. Salteamos los tomates en 1 cucharada de aceite. Escurrimos.
  8. Dos minutos antes de terminar la cocción de las patatas, incorporamos las albondiguitas y los tomates.
  9. Por último, servimos caliente.

Consejos para elaborar esta receta de patatas

- Los tomates cherry crecen de forma espontánea en algunas regiones tropicales. Tienen muchos beneficios para la salud, como controlar el colesterol. También son buenos para la vista. Son perfectos para ser incluidos en recetas de platos asados, confitados, en ensalada, en salsa, rellenos...

- Desde un punto de vista nutricional, los ajetes son igual de buenos que los ajos, aunque su sabor es más suave. Habitualmente se utilizan en la cocina para hacer revueltos y tortillas, aunque también se pueden preparar guisados, a la plancha o en tempura. Comerlos ayudará a nuestras defensas.

- Si quieres que tus albóndigas salgan redondas y con la forma perfecta, además de hacer muchas a la vez y ahorrar tiempo y esfuerzo, lo ideal es ayudarnos de una huevera de plástico. Solo hay que echar harina en la huevera, colocar masa en cada uno de los agujeros, cerrar la huevera, agitar por ambos lados y cuando la abras, las albóndigas tendrán la forma deseada. Si quieres ver exactamente cómo hacerlo o saber qué otros trucos y utensilios puedes utilizar para formar albóndigas con más facilidad, solo tienes que echar un vistazo a nuestro artículo “Trucos infalibles para dar forma a las albóndigas sin esfuerzo”.  

- Podemos utilizar caldo de verduras ya elaborado y envasado listo para ser utilizado si queremos ahorrar tiempo y pasar menos rato en la cocina o hacer un caldo de verduras casero si lo preferimos.

- Para dar forma a las patatas necesitamos una cuchara especial para ello, este utensilio de cocina se suele encontrar en grandes superficies o tiendas de cocina y reciben el nombre de sacabolas o cucharas parisinas y las hay de diferentes tamaños y materiales.

Continúa leyendo nuestras recetas...