Pulpo guisado con anchoas

¿Eres amante del pulpo? Pues no te pierdas esta deliciosa receta, combinado con el sabor de las anchoas crean la unión perfecta. No lo dudes y atrévete a probar esta idea.

Ingredientes:

  • 1 kg de pulpo congelado
  • 1 lata grande de tomates enteros
  • 1 lata de anchoas en aceite de oliva
  • 2 cebollas medianas
  • 3 dientes de ajo,
  • 200 ml de vino blanco seco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Unas ramitas frescas de perejil
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Pimienta molida
  • Sal.
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
6 comensales
Tipo de receta: Pescado
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Descongelar el pulpo.
  2. Poner en una cacerola agua con sal y una cebolla pelada.
  3. Cuando esta rompa a hervir, introducir el pulpo y cocer a fuego medio durante unos 45 minutos aproximadamente o hasta que esté tierno.
  4. Apartar del fuego y dejar entibiar en el agua durante 15 minutos.
  5. Escurrirlo y cortarlo con unas tijeras.
  6. Escurrir los tomates, abrirlos a lo largo, retirar las simientes y trocearlos.
  7. Pelar y picar la cebolla y los dientes de ajo.
  8. Calentar dos cucharadas de aceite de oliva y rehogarlos.
  9. Agregar los tomates, dar una vuelta y mojar con el vino blanco.
  10. Añadir el azúcar, la pimienta y la sal y sazonarlo con la mezcla.
  11. Cocer a fuego suave durante 15 minutos.
  12. Incorporar el pulpo, dejar que de un hervor y retirar del fuego.
  13. Añadir las anchoas bien escurridas y el perejil picado.
  14. Emplatar y servir.

Más información sobre este pulpo guisado con anchoas:

El pulpo es el cefalópodo más popular que existe y además tiene un gran valor culinario. A nivel nutricionla es rico en vitaminas del grupo B, así como la A y E. Aporta un alto contenido de selenio, fósforo, calcio, sodio, zinc, yodo y magnesio. Esto lo convierte en un alimento muy saludable y nutritivo.

Está recomendado para personas que son hipertensas, así como para aquellas que padecen de obesidad o sobrepeso, ya que apenas contiene calorías, ni grasas, ni azúcares. Tiene un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, que son muy recomendables para el buen mantenimiento y cuidado muscular y óseo.

¿Cómo debe prepararse el pulpo para que quede perfecto?

El principal problema a la hora de cocinar el pulpo es que este se quede duro. Para ello debes congelarlo 2 o 3 días antes, así el frío romperá sus fibras y será más probable que el pulpo quede tierno. Recuerda limpiarlo a conciencia antes de cocinarlo, esta es una de las tareas mas tediosas del cocinado del pulpo. En primer lugar debes ponerlo bajo el chorro del agua fría, a continuación, corta la cabeza y saca sus tripas. Después vuelve a limpiarlo y presta especial atención a que los tentáculos queden bien limpios.

A la hora de cocinarlo, recuerda poner una olla grande y llenarla de agua. El pulpo debe quedar completamente cubierto, cuando esta empieza a hervir toca introducir el pulpo y asustarlo. Para ello hay que meterlo y sacarlo de la olla como tres veces, así el pulpo quedará tieso y la carne no se despegará de la piel.

Cuando acabes de asustarlo sumérgelo en la olla, añádele un poco de sal y cocínalo hasta que esté bien tierno. Sabrás que está en su punto pinchándolo con una brocheta en la parte más gruesa de los tentáculos.

Con todos estos consejos conseguirás que el pulpo quede perfecto y disfrutarás de un plato delicioso al guisarlo con anchoas. 

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}