Salpicón de langostinos y aguacate

El salpicón de langostinos y aguacate es ideal para los días de calor. Si quieres apostar por una receta de lo más refrescante, ¡tienes que probar este plato!

Ingredientes:

  • 4 aguacates
  • 500 g de colas de langostinos cocidos
  • 2 pimientos verdes
  • 7 tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • 2 limones
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 8 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • sal
  • 2 limas
Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Marisco
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Para empezar, pelas los tomates y cortarlos en dados pequeños.
  2. Pelar la cebolla y picarla finita.
  3. Lavar el pimiento verde, retirar el pedúnculo y las semillas y cortarlo en trozos pequeños.
  4. Cortar las colas de langostinos en tres partes (reservar 8 intactas para la decoración)
  5. Mezclar todos los ingredientes anteriores con las colas de langostino ya cortadas.
  6. Añadir el zumo de un limón, vinagre y aceite.
  7. Antes de servir, partir los aguacates por la mitad para retirar el hueso y la pulpa. La cascara la guardamos.
  8. Cortar la pulpa del aguacate en dados pequeños y añadir a la mezcla anterior.
  9. Volver a añadir vinagre, zumo de limón y aceite.
  10. Rellenar las cascaras del aguacate con la mezcla.
  11. Decorar por encima con las colas que hemos dejado enteras. ¡A comer!

Descubre algunos trucos para el salpicón de gambas y aguacate:

El salpicón de langostinos con aguacate es una de esas recetas super fáciles de hacer y muy apetecibles con las altas temperaturas. Si tienes invitados, apuesta por hacer estas raciones como entrantes o para servirlo como picoteo. Además, nosotros te proponemos una serie de ingredientes, pero puedes añadirle casi todo tipo de verduras. 

A la hora de comprar el aguacate, debes tener en cuenta el momento en el que lo vas a consumir. Fíjate en el color que tiene el que te vayas a llevar y recuerda: los más oscuros suelen estar más maduros que los de color claro. Por lo tanto, si vas a utilizar el aguacate pronto, escoge los que tengas colores más claros.

El color no es lo único que debes tener en cuenta. La textura es muy importante. Coloca la pieza en la palma de la mano y aprieta un poco para asegurarte (ligeramente). En función de su dureza podrás saber si está aguacate maduro o si por el contrario necesitas dejarlo varios días hasta que esté en su punto. Asegúrate de que no tiene golpes y que mantiene el pedúnculo.

En cuanto a los langostinos, puedes apostar por langostinos cocidos ya que te ahorrarás tiempo en realizar la cocción, pero si tienes tiempo puedes cocerlos tú misma y, posiblemente, encuentres piezas de más calidad.

Para cocerlos, lo único que necesitas es agua y sal. Añades el agua con la sal en una cazuela hasta que hierva para posteriormente, añadir los langostinos. Después, debes esperar a que hierva nuevamente y a partir de ahí, cuentas dos minutos para sacarlos.

Lo mejor después de terminar de cocerlos, es ponerlos en un recipiente con agua fría y hielo para cortar la cocción y evitar que la carne pierda su textura tersa. Finalmente, lo único que debes hacer es pelarlos.

¡Esta receta es ideal para los días de calor! Un plato sabroso y muy nutritivo que se prepara en muy poco tiempo y está de vicio. ¿Te lo vas a perder?

Continúa leyendo nuestras recetas...