Shakshuka en pan de pita

Esta versión de este plato originario del norte de África y extendido por el Mediterráneo está, literalmente, para chuparse los dedos.

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • 2 a 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Media cebolla pequeña, picada
  • 2 dientes de ajo, triturados y luego picados
  • 1 pimiento rojo, sin corazón y cortado en tiras finas
  • 1 pimiento amarillo sin corazón y cortado en tiras finas
  • 1 chile, sin corazón y cortado en tiras finas (opcional)
  • Media cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Una pizca de sal
  • 1 lata de tomate triturado
  • 6 huevos
  • Media taza de queso feta, desmenuzado
  • 2 cucharaditas (al gusto) de zaatar
  • 1 o 2 cucharadas de perejil picado (opcional), para decorar
  • 4 pitas grandes
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Huevos

Elaboración:

  1. Caliente el aceite en una sartén grande a fuego medio alto. Una vez caliente, agrega la cebolla y cocina hasta que se poche, aproximadamente de 4 a 5 minutos.
  2. Agrega el ajo y cocina un minuto más.
  3. Añade los pimientos (todas las variedades) y sofríelos hasta que se ablanden un poco, unos 5 minutos.
  4. Agrega sal, pimentón y comino y cocina un minuto más. Atención al pimentón para que no se queme (remueve).
  5. Vierte los tomates y luego la mitad de lata, ya vacía, rellenada con agua y lleva la mezcla a fuego lento.
  6. Reduce el fuego a medio bajo y cocina la salsa a fuego lento durante 15 minutos, revolviendo ocasionalmente.
  7. Ajusta los condimentos al gusto.
  8. Mientras la salsa hierve a fuego lento, calienta suavemente tus pitas.
  9. Vuelve a la salsa. Haz seis hendiduras en la salsa y rompe un huevo en cada una. Tapa la olla y cocina los huevos hasta obtener la firmeza deseada de la yema. Aproximadamente, 5 o 6 minutos, para que cuajen las claras y las yemas estén perfectas para mojar.
  10. Espolvorea la superficie del plato con zaatar, queso feta y perejil.
  11. Abre cada pita y coloca uno o dos huevos (dependiendo del hambre y el destinatario de esa pita) y la salsa correspondiente en cada pita.
  12. Adorne con un poco más de queso feta y perejil. Y degusta el shakshuka en pan de pita caliente.

La salsa se puede preparar antes y almacenar en un recipiente hermético hasta que se necesite. Incluso se puede congelar. En ambos casos, vuelve a hervir a fuego lento antes de agregar los huevos.

Si no tienes za'atar, hay muchas recetas en internet para hacer una mezcla similar con otras especias. Una posibilidad que se acerca bastante al resultado original es equilibrar distintas cantidades de tomillo, zumaque, comino en polvo, mejorana, semillas de sésamo y cilantro.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...