Terrina de espárragos blancos y verdes

Las terrinas son perfectas para tomar tanto templadas como frías. En este caso te proponemos una con los espárragos como protagonistas. ¡Te encantará!

Ingredientes:

  • 1 lata de espárragos blancos de 200 g
  • 1 bote de espárragos verdes de 200 g
  • 100 g de jamón cocido
  • 4 huevos de tamaño mediano
  • 2 escalonias
  • 100 g de nata espesa
  • 100 ml de salsa pimientos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 20 g de pan rallado
  • 50 g de queso emmental rallado
  • Un pellizco de nuez moscada
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Escurrir muy bien los espárragos blancos y presionarlos con las manos para eliminar todo el líquido.
  2. Secarlos con papel absorbente de cocina y reservar.
  3. Pelar las escalonias y picarlas.
  4. Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva y rehogar las escalonias sin que cojan color.
  5. Disponer en un bol los espárragos blancos, triturarlos muy bien con la batidora para eliminar todas las hebras.
  6. Incorporar los huevos, la nuez moscada y el queso, sazonar con pimienta y sal.
  7. Batir de nuevo con energía; agregar el jamón picado y mezclar.
  8. Montar la nata y añadirla al puré, removiéndola despacio con una espátula.
  9. Enmantequillar un molde alargado y espolvorearlo con el pan rallado.
  10. Verter un tercio de la preparación de los espárragos en el fondo del molde.
  11. Poner encima la mitad de los espárragos verdes y alternar capas con los blancos.
  12. Finalizar con la preparación de los blancos.
  13. Cocer al baño maría en el horno precalentado a 200 ºC unos 50 minutos aproximadamente.
  14. Servir con la salsa de pimientos aparte.

Más cosas sobre a terrina de espárragos blancos y verdes.

Los espárragos son el ingrediente estrella de este plato, no es para menos, ya que se trata de un alimento repleto de beneficios nutricionales y que, además, es muy versátil en la cocina. ¿Quieres saber más sobre esta verdura?

Existen dos tipos de variedades, los espárragos blancos y los verdes o trigueros, ambos son bajos en calorías, grasas y azúcares, por lo que suelen formar parte de la mayor parte de las dietas de adelgazamiento. Además, se trata de un alimento depurativo y diurético, es decir que ayuda al organismo a eliminar el exceso de líquidos. Ayudan a controlar y reducir la presión arterial alta.

Lo que no mucha gente sabe es que los espárragos blancos tanto verdes son el mismo producto, por lo que sus propiedades nutritivas son prácticamente las mismas. Los espárragos blancos son recogidos antes de salir a la superficie y cuando estos son solo brotes, lo que hace que estos sean mucho más tiernos y jugos. Pasa lo contrario con el espárrago triguero, ya que, al haber salido a la superficie, el es más crujiente y contiene un pequeño porcentaje más de nutrientes, ya que le ha dado el sol y el aire fresco.

Es rico en nutrientes, así como en fibra y en diversas vitaminas del grupo B, como la B1, B6 y la B9 y vitamina C.

Existen miles de recetas para cocinar esta verdura. Los blancos se pueden tomar solos, en ensalada, incluirlos en una ensaladilla rusa… generalmente se usan principalmente para elaboraciones en frío. El espárrago verde suele utilizarse para la elaboración de platos calientes, o cocinarse solo a la plancha con unas lonchas de jamón, una receta facilísima que está de vicio.

Esta terrina es una opción diferente para combinar ambos tipos de espárragos en un solo plato. ¡Te va a encantar!

Continúa leyendo nuestras recetas...