Haz hamburguesas veganas sin morir en el intento

¿Eres fan de las hamburguesas y no sabes cómo hacer el sustituto vegano? Te damos varios trucos para triunfar siempre y hacer un plato de diez.

Cocinar hamburguesas veganas puede ser un auténtico suplicio, si no sabemos cómo hacerlo. Aunque existen múltiples recetas, los tipos más habituales son las elaboradas a partir de legumbres y verduras. No obstante, es fácil tender a crear un pisto o una masa insípida. Por ello, te contamos los mejores trucos para hacer unas hamburguesas veganas deliciosas.  

 

Revisa la textura de la mezcla 

La textura ideal de la masa debe de ser un poco líquida, aunque sin llegar a ser demasiado acuosa. Esto puede ocurrir, si no escurres bien las legumbres o las verduras. Una masa demasiado líquida puede dificultar la forma.

En el caso de que la masa esté seca, habrá una carencia de humedad. Esto se puede solventar añadiendo caldo vegetal, salsa de soja o tomate frito. Estas mezclas aportarán hidratación y mucho más sabor.

Por otra parte, si la masa es muy dura, debes disolver almidón de maíz, semillas (chía o lino) o germen de trigo. Cuando la consistencia sea similar a un huevo batido, salpimentas y lo incorporas a la masa hasta mezclarlo todo. 

¿Echar harina o no? 

Si la masa de la hamburguesa es muy blanda se puede echar harina, ya sea de avena, trigo, arroz o garbanzo. Aunque podemos escoger una refinada, optar por una integral es una opción mucho más saludable. La harina absorberá la humedad y permitirá dar forma a nuestra hamburguesa. 

La harina es un ingrediente importante porque las verduras picadas no aglomeran, pero no abuses para evitar que quede seca o dura. La harina y el pan rallado absorberán el exceso de humedad de la masa y la harán más manejable. Así podrá darle forma a tu hamburguesa vegetal. Un truco para hacerla más fácil es usar ingredientes con gluten de trigo como el seitán. El gluten permite absorber la humedad, dar forma y se reseca menos que la harina. 

En el caso de que quieras evitar la harina, se puede rebozar la hamburguesa en pan rallado, pero no es necesario. Hay que prestar especial atención, ya que puede deshacer la hamburguesa. Unta la sartén con poca aceite para que el pan no lo absorba y así evitar que quede grasienta. 

Congela antes de cocinar

Congelar la hamburguesa antes de freírla es una buena manera de conseguir una consistencia adecuada. Es una forma de no usar ningún tipo de harina ni pan. Mételas al congelador cuatro horas antes de usarlas. Si lo prefieres puedes hacer la masa y congelarlas con un molde para conseguir una forma perfecta.

Guarda las hamburguesas durante meses en el congelador

Si te han sobrado hamburguesas, se pueden almacenar en frío durante varios meses. No obstante, debes tener en cuenta que el tiempo depende de los ingredientes. Las hamburguesas de lentejas se pueden mantener hasta tres meses. En el caso de que la hamburguesa lleve patata, no debes congelarla, ya que el sabor y la textura se verán afectados.

Para congelarla, utiliza un recipiente adecuado y tápalas para que no se contaminen. Cuando vayas a utilizarlas, solo debes colocarlas en el horno o en la sartén caliente. El fuego debe estar a temperatura media para que no se deshagan. Nunca hagas tus hamburguesas a fuego bajo porque podrían perder su humedad y quedar secas. Asimismo, recuerda no aplastarlas en la sartén. 

Legumbres y cereales, las mejores opciones

Por último, si quieres hacer hamburguesas fácilmente, escoge ingredientes con almidón como la quinoa, avena, arroz. Los tubérculos también son una excelente opción como el boniato, la remolacha y la patata. Si preferimos proteína de origen vegetal, las legumbres son ideales (guisantes, lentejas, frijoles, garbanzos). Las legumbres recuerda picarlas siempre muy finas para que la hamburguesa no se rompa, aunque debes evitar que quede como un puré.

Con estos consejos, hacer hamburguesas veganas nunca fue tan fácil. Escoge tus ingredientes favoritos, échale ganas y a disfrutar de este delicioso plato. 

Continúa leyendo