Marmitako tradicional con un toque picante

Sencillo, pero espectacular. Así es este tradicional guiso marinero a base de bonito fresco, patata y poco más. ¡Aprovecha la temporada de este pescado azul!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Pescado
Sin gluten

Ingredientes:

  • 1 kg de  bonito
  • 800 g de patatas
  • 1 cebolla grande
  • 150 g de pimientos rojos
  • 150 g de pimientos verdes
  • 6 dientes de ajo
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 1 guindilla verde picante
  • Sal.

Elaboración:

  1. Retirar la piel y las espinas del bonito y trocearlo en dados regulares.
  2. Lavar los pimientos, retirarles las hebras y las simientes y picarlos.
  3. Pelar las patatas y cortarlas cascándolas con el cuchillo.
  4. Pelar la cebolla y picarla; hacer los mismo con los dientes de ajo.  
  5. Calentar 100 ml de aceite y rehogar durante 10 minutos los pimientos, la cebolla, el ajo y la guindilla cortada en aros (antes retirar las simientes).
  6. Añadir las patatas y rehogar durante 5 minutos sin dejar de dar vueltas. Mojar con el caldo de pescado y sazonar con sal. Continuar la cocción a fuego suave hasta que las patatas estén cocidas (de 15 a 20 minutos).
  7. Dos minutos antes de terminar la cocción, incorporar los dados de bonito. Mezclar suavemente para que no se deshagan, retirar del fuego y dejar en reposo 5 minutos. Servir muy caliente.

Un plus:  para enriquecer el guiso, hay quien añade la pulpa de un pimiento choricero (primero se hidrata en agua caliente y luego se saca su carne raspando con una cucharilla), 3 cucharadas de salsa de tomate frito y un vasito de vino blanco seco. Todo ello se agrega al inicio de la cocción de las patatas,  antes de incorporar el bonito.

Un consejo: no te pases con la cocción del bonito porque si se hace mucho quedará reseco y "estropajoso". Es un pescado que, para que se mantenga jugoso, requiere cocciones muy cortas. El maestro Arguiñano , cuando prepara marmitako, apaga el fuego al incorporar el bonito, dejando que el pescado se haga con el propio calor del guiso. Claro que eso dependerá del tamaño y grosor de los trozos de pescado (deben de ser dados de bocado).

Realización del plato: Ana de Letamendía. Foto: Fernando Ramajo.

Continúa leyendo nuestras recetas...