Albóndigas de carne con queso feta y limón: ¡te encantarán!

Esta receta ligera y sabrosa se prepara al horno en menos de 30 minutos y tiene muy poca grasa. ¡No te la pierdas!

albondigas carne
iStock

¿Te gustan las albóndigas? Estas deliciosas y famosas bolitas se pueden preparar con muchos ingredientes diferentes -vegetales, legumbres, soja, varios tipos de carne… - aunque por lo general las más conocidas y consumidas son las elaboradas con carne de ternera y varias especias. 

Si aunque te gustan las tradicionales albóndigas guisadas en salsa estás buscando una opción algo más original y ligera para prepararlas, estás de enhorabuena: ahora te proponemos una receta de lo más sabrosa y diferente que te conquistará. Hablamos de unas albóndigas hechas con carne de cordero, queso feta y ralladura de limón, un plato riquísimo con toques griegos que por su sabor se convertirá en uno de tus nuevos favoritos. Además, estas albóndigas se preparan en menos de 30 minutos, ni siquiera necesitas poner la sartén, ya que se hacen al horno, y por ello son ligeras y no tienen nada de grasa. ¿Interesa en descubrir este manjar? ¡Toma nota de lo que necesitas!

Ingredientes que necesitas:

  • 150 gramos de carne picada de cordero
  • 1 rebanada de pan blanco endurecido para rallar
  • 50 gramos de queso feta griego
  • 1 cucharada de orégano fresco bien picado
  • Media cucharada de ralladura de limón
  • Pimienta negra recién molida

Paso a paso

Para empezar, precalienta el horno a 200ºC. Mientras tanto, ralla la rebanada de pan blanco endurecido y el queso feta y añádelos a un bol grande. Añade también al bol el orégano fresco picado, la ralladura de limón y la pimienta negra recién molida y por último, la carne de cordero bien picada.

Mezcla todos los ingredientes bien durante un par de minutos y amásalos hasta que consigas una masa homogénea. Divide la carne picada en unas 10 porciones iguales y con las manos húmedas -o ligeramente enharinadas-, dales forma de bola.

Prepara una bandeja de horno con un papel de hornear ligeramente engrasado, y coloca las albóndigas en ella bien separadas entre sí. Mete la bandeja al horno y cocina las albóndigas durante unos 8-10 minutos, hasta que veas que se doran y se vuelven firmes.

Para terminar sirve las albóndigas bien calientes en una bandeja o en una fuente. Puedes decorarlas con unas brochetas con pimientos rojos o aceitunas, acompañarlas de patatas o batatas fritas, colocarlas sobre una base de lechuga, espolvorearlas con un poco de queso parmesano, bañarlas con salsa de tomate… ¡Tú eliges! Sea como sea el plato final, las albóndigas te encantarán.

Continúa leyendo