Cuatro formas deliciosas de rellenar patatas

Dale una vuelta a esta tradicional receta con estos rellenos que te encantarán.

patatas rellenas
iStock

Si hiciésemos una lista de los alimentos más básicos, prácticos y más utilizados en cualquier gastronomía, posiblemente la patata ocuparía uno de los primeros puestos. Este tubérculo de color amarillo no sólo es rico en sabor y en nutrientes: es barato, muy versátil y agradecido, y se puede preparar y cocinar de infinitas formas. Es, de hecho, el ingredientes principal de muchos de nuestros platos más famosos: tortilla de patatas, guisos como las judías o la fabada, el cocido… Lo mejor de las patatas es que se pueden trabajar de muchas formas: en purés, rebozadas, fritas, cocidas, rellenas, horneadas.

Las patatas rellenas, por ejemplo, son muy fáciles de preparar y suelen gustar a cualquier paladar. Estos tubérculos se pueden rellenar -y posteriormente asar o gratinar- de cualquier ingrediente que te apetezca, aunque la carne, el queso o el tomate suelen ser los productos más utilizados. ¿En búsqueda de nuevas ideas para preparar los rellenos de las patatas? Te proponemos cuatro formas deliciosas para dar un nuevo toque a este plato. ¡Toma nota, te encantarán!

Patatas rellenas de jamón, queso y mostaza: Una versión renovada del clásico.  Agrega una buena ralladura de queso curado, un poco de jamón de buena calidad picado y un poco de mostaza (ya sea mostaza inglesa o de Dijon) al relleno de la patata y mezcla todos los ingredientes bien. Para decorar el plato puedes utilizar cebolletas picadas o un poco de perejil. 

Patatas rellenas de guisantes y salmón: Súper saludable, esta patata cargada sabe a primavera. Tritura los guisantes con parmesano rallado, menta fresca y un poco de yogur natural para hacer un puré suave, rellena con él la patata y cúbrela con un par de lonchas de salmón ahumado. Sirve con pimienta negra molida, unas hojas de menta y rodajas de limón. ¡Delicioso!

rellenos patatas
iStock

Patatas rellenas de queso y tomate: Esta receta es muy similar a la tradicional pizza. Prepara un lote de salsa de tomate rápida y mézclala con la patata. Después ralla un poco de queso sobre ella y luego colócala debajo de una parrilla caliente o métela en el microondas hasta que se derrita. Decora con unas hojas de albahaca y tendrás un relleno para morirse.

Patatas rellenas de verduras y bacon: Mezcla tus verduras favoritas (nosotros te recomendamos los pimientos, las zanahorias y el calabacín) con la patata y después coloca unas lonchas de bacon por encima. Gratina… ¡y a disfrutar!

Continúa leyendo