6 formas diferentes de preparar calabacines rellenos

Esta verdura puedes tomarla de muchas maneras diferentes, una de ellas es vaciando el calabacín y llenándolo de tus ingredientes favoritos.

calabacines
Calabacines (Foto: Gtres)

Los pimientos rellenos son muy habituales en el recetario español e incluso también lo son las berenjenas cocinadas al horno con otros ingredientes, pero poco solemos investigar con otras verduras como los calabacines. Y eso que su versatilidad hace que sea un auténtico básico en muchas cocinas porque lo mismo sirve en crudo como base de una ensalada a modo de espaguetis que horneado como guarnición, como pochado formando parte de un sofrito tradicional o simplemente salteado con otras verduras, carne, pescado o huevo. 

Los calabacines rellenos pueden ser una solución genial para todas aquellas personas a las que les cuesta comer verdura porque sirven de ingrediente principal pero a él puedes añadirle muchas otras compañeras que harán que disfruten de ellas sin que apenas se den cuenta. Los clásicos son cebolla, pimiento, zanahoria, puerro... pero cualquiera es aceptada de buen grado mezclada con tomate o algún cereal como arroz o quinoa.

Y lo mismo ocurre con las proteínas animales, ternera y atún suelen ser los más recurrentes a la hora de preparar calabacines rellenos, pero también puedes probar con otros pescados como bacalao, merluza o lubina, o incluso con ingredientes vegetarianos como el tofu. Las posibilidades son infinitas como te demostramos a continuación.

Calabacines rellenos de verduras y setas

Una opción genial para vegetarianos es pochar verdura como por ejemplo una zanahoria o un pimiento con cebolla y tomate, a la que añadir champiñones o las setas que más te gusten y un poco de arroz. Con un poco de albahaca y un poco de queso rallado por encima que se gratinará en el horno estarán deliciosos. 

Calabacines rellenos de carne

Un clásico es preparar los calabacines concibiéndolos como una lasaña o unos canelones. Para ello puedes preparar un relleno a base de carne picada, ajo y tomate, al que también puedes añadir una cebolla, una zanahoria o incluso un chorrito de vino blanco, al gusto. Cúbrelos con bechamel y queso rallado y hornea. 

Calabacines rellenos de merluza

Para todos aquellos a los que les cueste comer pescado, esta receta resulta infalible. Solo hay que desmenuzar la merluza y pocharla con una cebolla y el calabacín que hayamos vaciado previamente. Añade un poco de leche para que quede una salsa jugosa parecida a una bechamel y sirve. También puedes meterlos un poco en el horno para que se gratinen. 

Calabacines rellenos de garbanzos

Otra receta vegetariana que te sorprenderá es esta que apuesta por los garbanzos como elemento principal. Puedes hacerlos de varias formas: con tomate y una pizca de pimentón dulce, con salsa de yogur y pasas, especiados con cúrcuma y curry o con albahaca y quinoa. En cualquiera de las versiones están deliciosos.  

Calabacines rellenos de langostinos y pollo

Otra combinación que podéis probar en casa es la de pollo y langostinos. Puedes darle un toque asiático al saltear ambas cosas con el calabacín y un poco de salsa de soja, añadirle un toque cítrico a base de lima o simplemente del modo más tradicional con bechamel y queso rallado para después hornearlo. 

Calabacines rellenos de cuscús y salsa tzatziki

Por último, una idea con la que probar sabores internacionales. Prepara una base de sémola con cebolla y pimiento de diferentes colores en crudo a la que solo tendrás que añadir un poco de la clásica salsa griega conocida como tzatziki a base de yogur y eneldo. 

Continúa leyendo