Hamburguesas de soja: una alternativa vegetariana que te encantará

Si quieres probar una deliciosa hamburguesa libre de carne, esta opción es para ti. ¡Te encantará!

¿Quién dijo que las personas vegetarianas no pueden disfrutar de una buena hamburguesa? Por suerte, cada vez es más fácil encontrar (y preparar) hamburguesas que no son de carne, pero que lo parecen. Es el caso, por ejemplo, de las que se preparan con soja, un ingrediente nutritivo y versátil con el que se puede lograr una textura y un sabor prácticamente idénticos al del pollo o la ternera.

Tanto si eres vegetariana como si no (y simplemente te apetece probar nuevos platos), esta receta es para ti. Te enseñamos a preparar una deliciosa hamburguesa de soja de forma casera, que hará que te olvides de la carne por un momento y con la que te chuparás los dedos. ¡Está buenísima! Y lo mejor es que tardarás menos de 20 minutos en tenerla lista… ¡Toma nota de cómo se prepara!

Ingredientes que necesitas

  • 300 gramos de soja
  • 2 huevos grandes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Un poquito de perejil
  • Pan rallado integral
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Una pizca de sal.

Paso a paso:

Para empezar, deberás cocer la soja. Puedes dejarla en remojo un par de horas antes para que la cocción sea más fácil. Añade la soja a una cacerola con agua con sal (y especias, si quieres que tenga un sabor más intenso) y cuécela al fuego durante un par de minutos.

Por otro lado, pela y ralla la cebolla, y pica los ajos y el perejil en trocitos muy pequeños. Añade los ingredientes a un bol grande y tritúralos junto con la soja. Después, añade los huevos y una pizca de sal y pimienta al gusto y bate toda la mezcla. Por último, añade el pan rallado y mezcla todos los ingredientes hasta que consigas unas masa homogénea con la que puedas trabajar.

Amasa la mezcla con las manos y haz las hamburguesas aplastadas, del tamaño que consideres. Por último, dóralas un par de minutos por ambos lados en una sartén, con un chorrito de aceite de oliva. ¡Y lista!

Puedes servir la hamburguesa sola, en un plato, sobre una tosta o acompañada de ensaladas y otras guarniciones, o utilizarla para montar una hamburguesa tradicional. Para ello colócala mientras aún está caliente entre dos panes redondos ligeramente tostados, con lechuga o escarola, queso, tomate, aguacate, salsas o los ingredientes que más te apetezcan. ¡Y te encantará el resultado!

Continúa leyendo