Vídeo de la semana

Ideas para disfrutar las setas en casa durante el otoño

Pocos ingredientes de temporada dan tanto juego en otoño como las setas, con las que se puede hacer mucho más que un revuelto o saltearlas a la plancha.

Pexels
Pexels

Las setas es uno de los ingredientes más divertidos que existen para alguien al que le guste cocinar, no solo comer. Bien es cierto que es pesado limpiarlas con el debido cuidado para que no se rompan y no pierdan sabor, pero luego se pueden hacer con ellas todo tipo de elaboraciones saladas. Y además, ir en su búsqueda es una excusa magnífica para pasar un día muy divertido en plena naturaleza.

Si no te apetece, no tienes tiempo, no vives cerca de los espacios donde brotan o no posees los conocimientos suficientes para cogerlas, tranquilo, ya hay quien lo hace por ti. Tan solo tienes que ir al supermercado y elegir tus favoritas, o una selección de las que haya en ese momento disponibles. Fuera del otoño, aunque no sean lo mismo, puedes comprar de cultivo e incluso las tienes disponibles en conserva o deshidratadas. Setas hay ya durante todo el año, aunque el otoño es sin lugar a dudas su momento de esplendor.

Una vez dispongas de las setas que hayas escogido en casa, limpias para ser cocinadas, toca decidir en qué “invertirlas”. Si has comprado una muestra amplia puedes dividirla en pequeñas porciones y hacer distintos platos. Un menú de setas al completo. 

Entrantes

De entrante, en formato pincho acompañan de maravilla a las cortes de cerdo ibérico. También funcionan de maravilla como relleno de las croquetas: con pollo, solas, con jamón, con cecina, incluso con nueces y un queso ácido y suave, por ejemplo. De entrante o primer plato también podéis preparar un revuelto de setas, un clásico que nunca falla, pasarlas simplemente por la plancha si el género es de muy buena calidad, o saltearlas con cebolla, habitas baby y taquitos de jamón con un chorrito de vino blanco y añadir al final huevo para que de untuosidad a la mezcla. Además, no falla en los días grises de invierno un cazo de una crema de setas casera y a los amantes de las masas y los pasteles, una quiche con base de setas les conquistará de inmediato.

Platos principales

Como plato principal las ideas se amontonan de todas las que hay para utilizar setas. Desde un sencillo salteado de verduras con setas hasta lasañas vegetales en las que el relleno esté elaborado, por ejemplo, con setas y lentejas, nutritivo y rico al mismo tiempo. Entre medias, muchas más alternativas: platos al wok con salsa de soja, guisos tradicionales como las patatas con níscalos y otros más originales como las verdinas con boletus, guisadas junto a una buena pieza de carne de ternera y verduras de temporada o acompañando al arroz, un cereal al que elevan a otro nivel las setas. Es difícil probar otras opciones que no sea el risotto si encontráis boletus, y no es para menos porque posiblemente estemos hablando de una de las pocas recetas que gusta a todo el mundo. 

Salsas

Todas estas opciones incluyen las setas de una variedad u otra laminadas o picadas, pero siempre enteras. Todavía no hemos mencionado la otra gran alternativa para disfrutar las setas en casa: hacer una salsa casera con ellas. Con ella podréis disfrutar de platos de carne, por supuesto, pero también de vuestras pastas favoritas, a las que la salsa de setas les va que ni pintada. Con pollo, frutos secos como la almendra o simplemente solo con la salsa podéis elaborar combinaciones sencillas de pasta riquísimas para saliros del guion habitual.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo

#}