Platos de primavera que deberías probar

Estas cinco recetas no solo están buenísimas, es que se hacen con cuatro cosas y en tiempo récord.

Estamos metidos de llenos en la primavera, una de las estaciones favoritas de mucha gente, que vuelve a sonreír con los días largos y soleados y la belleza que supone la explosión de la naturaleza. Para los amantes de la comida, aunque no es el otoño, probablemente la época dorada de la cocina de proximidad, la primavera es también tiempo de placer y disfrute. Y vas a ver que también lo puede ser para ti, aunque no seas un experto con los fogones. 

Te lo demostramos con estas cinco recetas rápidas y con pocos ingredientes, pero de temporada.

Revuelto de trigueros y langostinos

Un clasico que puedes preparar en casa en un visto y no visto. Con 300 gramos de espárragos trigueros, de temporada, y 200 más de ajos tiernos o ajetes (es lo mismo), un par de huevos y de 6 a 8 langostinos tendrás un revuelto exquisito para dos personas. Solo tienes que picar bien los ajetes y dorarlos, añadir más tarde los espárragos, los langostinos y apenas un minuto después de este paso, pon los huevos enteros y revuelve al gusto fuera del fuego para aprovechar el calor residual. 

Ensalada de hojas verdes, fresas, cebolleta y mozzarella

Ensalada fácil donde las haya pero tan original que lo difícil es tener la idea y el atrevimiento de mezclar estos productos. La hoja verde puede ser al gusto, pero los cogollos son una genial opción porque puedes servir el resto de alimentos sobre estos. Un puñado de fresas picadas, cebolleta u otro ingrediente similar al gusto en cantidad y una m ozzarella de búfala para rematar junto a una vinagreta cítrica y tienes un plato de primavera de diez. 

Habitas salteadas con alcachofas confitadas

Las habitas en primavera son gloria bendita. Cómpralas envainadas y prepáralas con mimo en casa. Hay muchas formas de hacerlas; por ejemplo, con taquitos de jamón, un chorrito de vino, cebolla pochada, setas y huevo. Pero si quieres optar por una combinación de temporada, te proponemos que limpies unas alcachofas -merecerá la pena el trabajo…- y las confites junto a las habitas. Unas hierbas al gusto y, si lo deseas, un huevo al final, cuando las saltees justo antes de servir, y platazo. 

Caballa al horno con hierbas

En primavera también podemos (y debemos) mirar al mar si quieres cocinar productos de temporada porque hay uno que no solo está espectacular de sabor, es que encima es barato. Hablamos de la caballa. La puedes preparar también de muchas formas. Nosotros te proponemos hacerla al horno con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, otro de limón y una mezcla de hierbas al gusto: tomillo, romero, comino y un poco de ajo en polvo es una mezcla que le va de maravilla. ¡Vigila que no se te pase el punto porque es un pescado que se hace rápido al no ser excesivamente grande!

Níspero, requesón, miel, frambuesas

Los nísperos son una de las grandes joyas de la primavera, y también los frutos rojos, así que te proponemos mezclar ambas frutas junto a una pizca de miel -una vez al año no hace daño- y otro poco de requesón o queso de burgos desmigado por encima. Si te gustan mucho los frutos secos, también puedes añadir unas nueces. Y si lo prefieres, puedes alternar el requesón o el queso por un yogur griego o natural. 

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo