Pollo con tequila y limón: receta para que lo bordes

Sí, el tequila también puede utilizarse como ingrediente para tus recetas de cocina. Si te apetece preparar una receta original y muy fácil, te enseñamos a hacer pollo con tequila y limón. ¡Te va a encantar!

El lugar del tequila no está solo en los vasos de chupito, ¡también se puede cocinar con él! Sin duda, es la bebida alcohólica mexicana más conocida y que es el ingrediente principal de cócteles como el Tequila Sunrise o el Margarita, pero sus usos no se limitan a la mixología y puede utilizarse en la elaboración de recetas saladas.

El tequila se obtiene a partir de la destilación del agave azul, que es la única variedad de la que se puede obtener tequila. El consumo de esta bebida espirituosa (al menos, de su versión primigenia) se remonta a siglos atrás, ya que era empleado por jerarcas y sacerdotes aztecas cuando tenía lugar alguna celebración. Se trata de un líquido incoloro cuya graduación alcohólica oscila entre los 37 y 45º y que ya se ha convertido en el emblema nacional de México.

Y aunque no lo creas, utilizarlo para cocinar puede ser una gran idea para dar un twist a algunos de tus platos. Es importante que tengas en cuenta que, según los expertos, el mejor tequila para cocinar es el blanco y debido a su alta graduación alcohólica, se evapora muy rápido y es perfecto para ablandar carnes (especialmente carnes rojas). En este caso, la receta que te proponemos se elabora con pollo al limón, un plato que está presente en el repertorio gastronómico de muchos países. Nosotras la acompañaremos de champiñones y bacon (que puedes cambiar por jamón si lo prefieres) para que quede aún más sabroso. ¡Empezamos!

Ingredientes (para 2 raciones):

  • 2  Pechugas de pollo
  • 2 limones
  • 100 gramos de bacon
  • 100 gramos de champiñones
  • 150 gramos de crème fraîche (nata fresca)
  • Media cebolla morada (si no tienes, puedes usar cebolla blanca)
  • 200 ml de tequila blanco
  • 20 gramos de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

  1. Dejar infusionar durante un par de horas el tequila con el zumo de los dos limones y si quieres, también con un poco de ralladura de limón. Hay quien prefiere dejarlo toda la noche con los filetes de pollo dentro para que se marine (lo que dará más sabor), pero si no tienes tiempo puedes recurrir a este método que te proponemos. Y si te lanzas a la piscina, puedes probarlo con naranja en lugar de limón.
  2. Picar la cebolla y el bacon.
  3. Calentar el aceite en un sartén en el que ponemos a freír primero la cebolla por un par de minutos.
  4. Acto seguido, añadir el bacon y los champiñones. Dejar que se hagan durante unos cinco minutos a fuego medio bajo.
  5. Añadir las pechugas de pollo enteras, no hace falta que las cortes en tiras ni nada por el estilo (a no ser que así lo quieras).
  6. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  7. Dejar al fuego durante 10 minutos y agregar el tequila y dejamos que se flamee.
  8. Inmediatamente añadimos la crème fraiche y removemos para que todos los ingredientes se integren bien. Bajar el fuego al mínimo y dejar que se todos se hagan durante 10 minutos.
  9. Sírvelo caliente… ¡Y ya tienes tu pollo al tequila y limón! Como acompañamiento puedes hacer un arroz, verduras al horno o incluso unas patatas fritas caseras.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo