Vídeo de la semana

Receta de solomillo Wellington francés con prosciutto

Si buscas un plato refinado, agradable y festivo para celebrar las fiestas de Navidad, tanto Nochebuena como Fin de Año, no te pierdas este solomillo Wellington francés.

Receta de solomillo Wellington francés
Foto: Istock

La primera vez que lo probé me encantó. El solomillo Wellington consiste en un solomillo de ternera, setas y hojaldre. Y es que el lomo de res adquiere un toque festivo en esta maravillosa, sorprendente y única receta, especialmente cuando lo recubrimos con una maravillosa bechamel de champiñones.

Sobre su historia, al parecer, habría sido nombrado así en homenaje a Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, victorioso de Napoleón en Waterloo. 

Y aunque la receta original es tremendamente tradicional, popular y conocida, es cierto que existen algunas variaciones apetitosas igual de deliciosas. Por ejemplo, podemos sustituir los champiñones por hierbas o el hojaldre con masa de brioche.

Pero desde Francia nos llega esta propuesta exquisita de solomillo Wellington con prosciutto

Cómo hacer un auténtico solomillo Wellington francés

Cómo hacer un auténtico solomillo Wellington francés
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 1 solomillo de ternera
  • 1 paquete grande de champiñones
  • 1 paquete de prosciutto
  • 1 diente de ajo
  • Mostaza de Dijon
  • 1 paquete de hojaldre
  • 2 yemas de huevo

Elaboración:

En primer lugar, lavamos muy bien los champiñones y los secamos rápidamente con servilletas absorbentes. Luego, pelamos el diente de ajo y pasamos tanto las setas como el diente de ajo con un poco de sal y pimienta negra molida por el robot de cocina, hasta que la mezcla se reduzca completamente (formando un puré).

Seguidamente, procedemos a calentar el puré en una sartén sin aceite ni mantequilla, con la finalidad de evaporar todo el líquido de las setas, hasta que adquiera una textura similar a la carne picada. Removemos durante 5 minutos, a partir de ese momento la mezcla estará mucho más seca, concentrada y fragante. Retiramos la sartén del fuego y dejamos enfriar.

Ahora es el momento de comenzar a dorar la carne. Para ello, desenvolvemos el solomillo de ternera y doramos la carne sazonada a fuego medio-alto en un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando todos los lados tengan un bonito color caramelizado, retiramos del fuego. Untamos con mostaza y la dejamos reposar durante unos minutos.

Sobre una tabla, extendemos un gran trozo de papel film transparente. Esparcimos 4 rebanadas de prosciutto y extendemos una fina capa de champiñones. Finalmente, colocamos el trozo de carne en el centro y, con la ayuda del papel film transparente, la enrollamos lo más apretado posible. Luego atamos bien los dos extremos del papel, y reservamos en la nevera durante 20 minutos.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 200 ºC. 

Pasado el tiempo, extendemos otro trozo de papel film, sobre el que deberemos colocar una hoja de hojaldre (la cual debe haberse descongelado a temperatura ambiente durante al menos una hora o dos). Colocamos el trozo de solomillo encima y volvemos a enrollar, retirando el exceso de masa, asegurándonos de que la carne quede completamente envuelva en ella.

Batimos muy bien las 2 yemas de huevo y, con la ayuda de una brocha de cocina, extendemos el huevo y, seguidamente, unos granos de flor de sal encima de la masa. Ahora hacemos rayas con la ayuda de un cuchillo e introducimos en la nevera otros 5 minutos más.

Luego introducimos en el horno, a 200 ºC, durante 35 minutos aproximadamente. Justo en el momento en el que suene el temporizador, si observamos que la carne puede estar poco cocida, la volvemos a colocar en el horno y cocinamos durante otros 5 minutos más.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo