Receta de tofu dulce con jengibre

¿Quién dijo que el tofu es un ingrediente aburrido? Prueba a hacer este tofu dulce con jengibre, una receta llegada de China que te cautivará tanto como a nosotros.

El tofu se conoce habitualmente como el queso o cuajada de soja. Suele ser un sustituto de la carne, bastante económico y muy sencillo de encontrar, además de ser rico en proteínas (por lo que se puede incorporar a una dieta saludable), y muy versátil en la cocina.

Se elabora a partir de soja, la cual puede ser fresca o seca. Para hacerlo, los granos de soja son remojados, hervidos y, posteriormente, se pasan por un tamiz con la finalidad de extraer el líquido. Por lo general, a la hora de fijar este líquido, se añade calcio o magnesio a la cuajada final, como también se hace a la hora de elaborar requesón con leche de vaca.

Finalmente, la cuajada o queso se presiona para formar bloques blancos. Eso sí, como ya conocimos en su momento, la firmeza que tenga el tofu dependerá de la cantidad de líquido que se haya exprimido de la cuajada.

Por lo general, es posible comprar tofu fresco, listo para cocinar, seco o frito. El tofu fresco, por ejemplo, es una de las opciones más tradicionales para cocinar. Puede ser de textura fina, firme o muy firme. Así, su uso dependerá de la textura que tenga. Por ejemplo, si optamos por una variedad de textura fina, lo que significa que tiene una mayor cantidad de humedad, sería ideal para preparar aderezos, salsas y batidos.

El tofu firme, al contener menos humedad, puede ser ideal para desmenuzados, guisos y revueltos. Y la variedad más firme es una opción deliciosa para salteados o a la parrilla, al conservar mejor su forma.

Debido a su sabor neutro, hay que saber cocinarlo muy bien para que no nos encontremos ante una receta insípida y sin sabor. Bien combinado con otros ingredientes que ayuden a contrarrestar esa falta de sabor, podemos disfrutar de un alimento nutritivo y económico, que se puede transformar para complacer a toda la familia.

Y el tofu dulce con jengibre es una opción deliciosamente sencilla de hacer en casa.

Cómo hacer un exquisito tofu dulce con jengibre

Receta de tofu dulce con jengibre
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 250 g de tofu firme, drenado
  • 3 cucharadas de aceite de cacahuete
  • 1 cm de pieza de jengibre, cortado en rodajas
  • 200 g de hojas separadas de pak choi
  • 2 cucharadas de vino de arroz
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • Arroz cocido, para servir

Ingredientes para el marinado:

  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 2 cucharaditas de salsa de soja común
  • 2 cucharadas de salsa de soja ligera
  • 1 cucharada de miel de caña

Elaboración:

Con la ayuda de un palillo de madera, pinchamos suavemente el tofu (lo que ayudará a que el marinado se absorba y le proporcione un mejor sabor). Seguidamente, procedemos a cortarlo en cuadrados del tamaño de un bocado.

Pelamos el jengibre y lo rallamos. Luego, en un cuenco, combinamos el jengibre rallado con la salsa de soja común y ligera y la miel de caña. Mezclamos bien. Añadimos los trozos de tofu y reservamos, dejando que el tofu se marine durante 15 a 20 minutos.

Ponemos un wok a fuego alto y añadimos la mitad del aceite de cacahuete. Mientras el aceite se calienta, pelamos y cortamos el jengibre en rodajas, y cuando el aceite empiece a humear añadimos las rodajas de jengibre, salteando durante algunos segundos.

Lavamos muy bien el pak choi y separamos las hojas. Una vez hecho esto, las añadimos al wok y las salteamos durante un máximo de 2 minutos. Añadimos un poco de agua para agregar algo de vapor, y cocinamos durante 2 minutos más.

Justo cuando los tallos estén cocidos (pero un poco crujientes), y las hojas de pak choi se hayan marchitado, sazonamos al gusto con sal y las transferimos a un plato para servir.

Enjuagamos el wok con agua fría y añadimos la otra mitad del aceite de cacahuete. Justo cuando el aceite vuelva a humear de nuevo, añadimos los trozos de tofu marinado, salteando entre 5 a 10 minutos. Debemos dorarlo por todos los lados, pero teniendo especial cuidado de que no se rompan los trozos. 

Sazonamos con el vinagre de arroz y con el vino de arroz. Luego, añadimos el líquido restante del marinado, y seguimos cocinando hasta que el líquido se reduzca.

¡Listo! Se aconseja servir con arroz y acompañar con las hojas de pak choi cocinadas previamente.

Si lo deseas, puedes decorar con un poco de semillas de sésamo por encima, pimiento rojo y algo de jugo de lima por encima.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo