Recetas fáciles con pescado en 15 minutos

Aprende a cocinar el pescado en un visto y no visto de forma saludable y rica.

pescado
Pescado (Foto: iStock)

Comer casero no tiene por qué suponer un plato de cuchara que se tire en el fuego despacito toda una mañana. Se puede cocinar en casa en 15 minutos, menos de lo que tarda en llegar el motorista que te trae la comida rápida de turno. Y no, no estamos hablando de esas recetas que se anuncian a bombo y platillo como exprés y resulta que luego su elaboración completa no baja de 30 minutos. Ni tampoco de hacer un filete de carne o un pescado a la plancha vuelta y vuelta sin guarnición, porque eso ya sabes de sobra hasta alguien que no ha empuñado jamás una sartén que se hace en un visto y no visto. 

Evidentemente, para tardar solo 15 minutos hay que buscar ideas sencillas, con pocos ingredientes y menos elaboraciones pero con la suficiente gracia para resultar atractivas. Para ello, una de las mejores formas de conseguirlo es apoyarse en conservas saludables que ahorren el tiempo que lleva hacer según qué cosas, como por ejemplo una salsa de tomate casera. Solo con eso el reloj se iría muy por encima del cuarto de hora que tenemos como reto batir para este texto. 

Y por supuesto, si hablamos de pescado, para cumplir con la premisa principal, es fundamental la ayuda de un pescadero que te dé hecho lo más complicado de estas recetas: el pescado ya limpio. Pero esto es algo que afortunadamente no presenta dificultades, aunque no está de más recordarlo, sobre todo si nunca antes has comprado pescado, no sea que acabes en casa dándole vueltas a cómo limpiar un gallo

Te dejamos cinco recetas en 15 minutos con el pescado como protagonista. Algunas son de una sencillez abrumadora, pero es probable que nunca te hayas parado a pensar en ellas porque son clásicos con los que solemos innovar poco por costumbre. 

Salmón en papillote con verduras y zumo de limón

Salmón
Salmón (Foto: iStock)

Tardarás más en picar las verduras que uses como guarnición que en cocinar el pescado. Coloca la cama de los vegetales previamente cortados encima de papel aluminio y salpimenta; sobre dicha cama apoya el lomo del pescado que hayas elegido y, si te gusta el punto cítrico, riégalo con un poquito de zumo de limón porque le aporta un matiz especial. Cierra el papel de aluminio envolviendo los ingredientes como si se tratara de un regalo y cocina en el fuego, a la plancha, unos 6 minutos. Si lo haces al horno, queda muy rico, pero es muy probable que te pases de los 15 minutos en total. 

Ensalada con tacos de atún y aguacate

Aunque no se deba abusar del atún, una lata de este pescado es un comodín de oro en una cocina que no esté de adorno. Tienes 15 minutos y quieres hacer un plato con pescado que sea completo nutricionalmente hablando, pues construye una sencilla ensalada a base de hoja verde, aguacate, tomate y una lata de atún al natural. Frutos secos, zanahoria cruda rallada, cebolla, maíz e incluso un poco de queso fresco son otros ingredientes que puedes incluir en la receta. 

Pasta con anchoas, ajo y tomate

En los 12 minutos aproximadamente que se cuece la pasta -sigue las instrucciones exactas del fabricante-, tienes que elaborar la salsa a base de ajo laminado, filetes de anchoa y tomate triturado. Cocínalo por ese orden pero incluyendo al comienzo de la elaboración un poco de guindilla que retirarás al final, justo antes de servir. Cuando esté la pasta al dente vuélcala sobre la salsa -las anchoas se habrán deshecho-, mezcla bien y sirve. Utiliza un bote de tomate en vez de añadirlo fresco para recortar el tiempo y esparce albahaca u orégano al gusto una vez hayas emplatado. Hay quien le gusta el toque que le dan las aceitunas negras a esta mezcla, por si te sirve de inspiración.

Merluza al horno con tomate y mayonesa

cocina
Cocina (Foto: iStock)

La merluza al horno es un pescado que se hace muy rápido, y tenemos una fórmula para no perder mucho tiempo con el acompañamiento. Un bote de tomate triturado  y una capa de una mayonesa casera o alguna versión industrial que merezca la pena, y una capa de patatas por debajo. Puedes rematar al servir con unos pimientos rojos asados previamente o, más rápido todavía, comprados en conserva ya asados y limpios. Si no haces tú la mayonesa, te garantizamos que no superarás los 15 minutos, salvo que quieras pelar un saco entero de patatas...

Revuelto de bacalao, pimiento y ajetes

Otro clásico versionado con un pescado de una forma rápida, sencilla y rica. Pica pimiento rojo, un par de dientes de ajo y ajetes y haz un sofrito con ellos. Desmiga a continuación parte de un lomo de bacalao desalado y sin espinas y remata con unos huevos servidos directamente en la sartén sin batir. Puedes batirlos antes, por supuesto, pero entonces no serían unos huevos revueltos a la británica, con esa textura tan gustosa. Para que no se cuajen demasiado rápido, cuando los sirvas baja bastante la potencia del mismo y remueve con mimo pero sin parar.

Continúa leyendo