Roast beef de película: compartimos contigo los mejores tips

Jugosa y rosada en el interior. Así te quedará el roast beef si lo cocinas siguiendo nuestros tips estrella.

Seguro que lo has visto en numerosas películas, aunque haya sido en esas cintas de sobremesa de los domingos. Esas enormes piezas de carne que salen del horno, humeantes y que después se cortan en finas lonchas, casi láminas en ocasiones, con un interior de color rosado.

Estamos hablando del roast beef (o rosbif), un plato que se elabora corte de carne que corresponde al lomo alto. Se prepara al horno y resulta muy tierno. Es especialmente popular en la gastronomía inglesa y países de tradición anglosajona. ¿Te suena el Sunday Roast? Pues es ‘el asado de los domingos’, una comida o cena que se prepara con roast beef, patatas asadas (o puré de patatas) y otros acompañamientos y salsas diversas. 

La carne con la que se prepara el roast beef es rica en colágeno, lo que la convierte en la candidata perfecta para asar o brasear e incluso hacer relleno para empanadas, pasteles de carne, etc. Su forma y tamaño son ideales si lo que estás pensando es celebrar alguna reunión multitudinaria y quieres sorprender a tus acompañantes o invitados, ya que no es un plato que se suela preparar habitualmente en nuestro país. Por eso, te explicamos cómo prepararlo para que después de la comida, todos te pidan la receta.

Ingredientes

  • 1 pieza de lomo alto de ternera, que puede ser hasta de 2 kgs
  • Hilo para bridar la carne
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Hierbas provenzales (como romero)
  • 1 vaso de agua
  • 20 ml de coñac
  • 1 limón
  • 1 cucharada de harina

Elaboración

  1. Bridar la carne es el primer paso. No es algo totalmente necesario pero facilitará hacer los cortes después.
  2. Calentar una sartén con aceite de oliva y después de salpimentar al gusto, sellar por ambos lados. Es conveniente que todas las partes de la pieza queden bien selladas.
  3. Con el horno precalentado previamente, asar la carne a 220º durante 20 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, reservar el roast beef.
  4. Apartar los jugos que haya liberado la carne durante los procesos anteriores y añadir unas cucharaditas a una sartén. Agregar también cucharaditas de harina hasta ver que la mezcla adquiera consistencia y dejar que se haga durante un par de minutos. Después añadir el vaso de agua, el coñac y el zumo del limón. Con unos 5 minutos bastará, aunque es necesario ir removiendo de vez en cuando para que todos los ingredientes queden integrados. Añadir como toque final para la salsa más sal y pimienta al gusto hasta obtener el sabor que buscamos, así como las hierbas provenzales que prefiramos. Podemos impregnar la carne que habíamos reservado con la salsa que acabamos de preparar o bien conservarla para que cada uno se sirva lo que desee.
  5. Hay quienes también la acompañan de salsa gravy (preparada también con los jugos resultantes de la cocción de carnes) y verduras que potencien el sabor especiado y la jugosidad de la carne. Pueden ser patatas asadas, zanahorias, champiñones… Y para quienes quieran algo más original, pueden hacer lonchas finas y prepararlas en un sánwich. ¡Prepárate a triunfar con esta receta!
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo