Turducken, el triple asado estadounidense que vas a querer hacer en comilonas familiares

Tres carnes: pato, pollo y faisán. Todas rellenas de setas y asadas durante varias horas para un resultado de lo más jugoso. Te mostramos cómo hacer paso a paso esta receta tan atípica en nuestro país.

Se trata de un plato internacional y que poco o casi nada se prepara en España, pero nunca está de más hacer experimentos culinarios y esta es una de esas recetas por las que merece investigar y aprender un poco. El ‘triple asado’ o ‘turducken’ consiste en un pavo deshuesado relleno de un pato deshuesado y a su vez, este pato se rellena de pollo o en ocasiones, de una mezcla de pan rallado muy condimentada o carne picada. Como resultado se obtiene una pieza de carne de tamaño considerable que está ideada para ser asada o braseada. 

Se tiene constancia de la existencia de este tipo de asado desde hace siglos, y se trata de un plato que suele asociarse con la idea de comida casera al aire libre, a las barbacoas o a las comidas multitudinarias. Es especialmente en Estados Unidos y Canadá, y es uno de esos platos que no se han exportado a otros países a pesar de ser llamativo, completo y perfecto para ocasiones especiales.

En Reino Unido también tienen una versión del turducken, denominado ‘three bird roast’ o ‘asado de tres aves’. También se admiten variantes respecto a los rellenos y pueden elegirse diferentes carnes según nuestra preferencia. ¡Incluso existe uno con una cubierta de bacon! ¿Qué tal un plato como este para esas comilonas en las que se reúne toda la familia o todo el grupo de amigos? En este caso, te proponemos hacerlo de pato, pollo y pechugas de faisán. El éxito y la sorpresa están asegurados. Te contamos cómo preparar este original asado, ¡toma nota!

Ingredientes:

  • 1 pato entero
  • 1 pollo entero
  • 2 pechugas de faisán
  • Relleno a nuestra elección (te proponemos setas)
  • 1 apio cortado en rodajas gruesas
  • 2 zanahorias en rodajas
  • 1 cebolla, cortada en láminas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 puñado de hierbas frescas: te proponemos tomillo y romero
  • Sal y pimienta

Utensilios:

  • Hilo de carnicero
  • Tijeras

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200º.
  2. Las carnes han de estar deshuesadas, deshaciéndonos de los huesos de la carcasa, las patas y las alitas. Es necesario deshuesar las carnes para que haya espacio para rellenarlas.
  3. Secar bien toda la carne y colocar el pato boca abajo, sobre la superficie en la que vayamos a trabajar. Salpimentar al gusto.
  4. Repetir la misma operación con el pollo.
  5. Colocar el pollo dentro del pato, dejando un poco de espacio entre una carne y otra para poder colocar el relleno. Si crees que no cabe, recorta algunas partes del pollo y reserva para cocinar en otro momento o congélalo para otra ocasión.
  6. Colocar las setas en el hueco restante entre la carne del pollo y el pato, creando una capa de relleno entre ambas piezas de carne.
  7. Salpimentar las pechugas de faisán (estas no se rellenan) y colocarlas dentro del pollo, junto a otro puñadito de setas. De esta manera, quedaría el pato en la parte exterior, después una capa de relleno, seguido por el pollo relleno con las pechugas y unas cuantas setas.
  8. Asegurar la carne para que no se salga todo lo que esconde en su interior (aunque algo se escapará). Ata la carne con cinta de carnicero para que todos los ingredientes se mantengan en su sitio. Átalo a lo ancho, haciendo varias ‘cintas’ anudadas a lo largo del pato. Cuanto más prietas, mejor.
  9. Para cocinarlo debes tener en cuenta el peso de la pieza resultante, pero suele ir a hora por kilo. Por ejemplo, para una pieza de 3 kilos habrá que hornear unas 3 horas.
  10. En una fuente grande previamente engrasada, colocar las verduras picadas y añadir sal y pimienta. Cubrir con papel de aluminio y deja que se vaya cocinando. Rocíalo de vez en cuando con los jugos que vaya expulsando para que no quede seco.
  11. Pasada una hora, baja ligeramente la temperatura, a unos 180º.
  12. Pasado este tiempo, retira el papel de aluminio y deja que se dore un poco más durante media hora.
  13. Después sácalo del horno y déjalo reposar durante media hora. Después solo tienes que servirlo y disfrutar viendo las caras de tus invitados ante semejante plato.
leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo