Alcachofas salteadas con almejas y patatas

Las alcachofas y las patatas están presentes en infinidad de guisos. Si, además, combinamos su sabor con el de las almejas, el resultado es un plato delicioso y saludable. Anímate a preparar unas alcachofas salteadas con almejas y patatas.

Plato de alcachofas, patatas y almejas

Tiempo de preparación:

15 min

Tiempo de cocción:

5 min

Tipo de receta:

Patatas

Receta para 4 personas

Apto para celiacos

Económica

Ingredientes:

  • 16 alcachofas
  • 1 limón
  • 700 g de almejas
  • 2 patatas grandes
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 ml de vino blanco
  • 4 cucharadas de aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de perejil

Elaboración:

  1. Retirar las hojas exteriores a las alcachofas, cortar las puntas y los tallos y ponerlas en agua con limón.
  2.  Pelar las patatas y trocearlas. Pelar la cebolla y picarla f­ino. Poner 1 cucharada de aceite a calentar en una cacerola e incorporar la cebolla.
  3. Pocharla hasta que esté lacia y transparente. Añadir la patata y salpimentar. Agregar 1/2 vaso de agua, tapar y cocer 5 minutos.
  4. Escurrir las alcachofas y cortarlas en cuartos. Saltearlas en una cacerola ancha con 2 cucharadas de aceite durante 10 minutos.
  5. Incorporar la cebolla y las patatas, con su caldo, a las alcachofas. Mojar con el vino blanco y dejar que cuezan a fuego bajo durante 5 minutos.
  6.  Pelar y picar el diente de ajo. Dorarlo en 1 cucharada de aceite de oliva y agregar las almejas, previamente lavadas, bajo chorro de agua fría. Cocerlas a fuego alto hasta que se abran.
  7. Incorporarlas a la cacerola de las alcachofas. Mezclar, rectificar la sazón y agregar perejil picado.
  8. Servir caliente.

Consejos para hacer esta receta de alcachofas y patatas

- Las patatas son muy ricas en hidratos de carbono lentos, por lo que son perfectas para aportarnos un buen chute de energía, justo lo que necesitamos también para plantarle cara mejor al frío.

- La alcachofa es una hortaliza con propiedades diuréticas, recomendada para quienes tienen problemas de retención de líquidos. Es rica en cinarina y cinaropicrina, dos sustancias que facilitan el funcionamiento de la vesícula biliar.

- En esta receta, cuando cortamos y preparamos las alcachofas para poder cocinarlas, las introducimos en un bol de agua con limón. Esto se hace para limpiarlas bien y para evitar que se oscurezcan.

- Las almejas tienen mucho hierro (14 mg por cada 100 g); son ideales parapersonas con anemia.

- Un truco eficaz para limpiar bien las almejas y quitarles la arena es dejarlas reposar en un recipiente con agua con gas para que vayan soltando la arenilla. Después solo hay que aclararlas bien y estarán listas para ser utilizadas. Sin embargo, no es la única forma de lavar las almejas para quitarles la arena, te recomendamos leer nuestro artículo “Trucos para quitar la arena de las almejas”.

- Si te gustan los platos de cuchara, te recomendamos que eches un vistazo a los trucos y consejos que te contamos para hacerlos más ligeros

- Si se te ha quemado el guiso, una recomendación: ¡no lo remuevas! Mejor echa un vistazo a nuestro artículo “Cómo arreglar un guiso quemado” y salva tu receta.

Etiquetas: Alcachofas, Recetas baratas, Recetas de invierno, Recetas fáciles

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS