Arroz negro con sepia y gambas

Aitana Ávila, de Masterchef, nos propone en esta ocasión un maravilloso arroz negro con sepia y gambas. ¿Quién puede resistirse?

Arrancamos con una nueva semana y nuevas recetas e ideas para cocinar. Y hoy os traigo una receta con arroz, uno de los productos que más me gusta cocinar y más versátiles que puede haber en el mundo. Podemos hacer arroz de cualquier tipo: arroz con verduras, con chorizo, con salchichas, con carne, con pollo, con pescado, con marisco… mil y un ingredientes para acompañar a este cereal tan completo, tan nutritivo, tan contundente y tan sabroso.

Cualquier ingrediente que se nos ocurra puede convertirse en la materia prima perfecta para elaborar un platazo de primera categoría con arroz! Para que os hagáis una idea de lo que os comento, una vez hace muchos años me apunté a un curso de cocina, y una de las recetas que cocinamos fue nada más y nada menos que un arroz con morcilla. A priori puede resultar poco apetecible, pero luego repliqué la receta en una cena que hice en casa con mis amigas y os juro que a día de hoy me siguen pidiendo que la repita y recordando ese arroz. Ahí es cuando me di cuenta del potencial y versatilidad que encerraba este cereal tan clásico.

Como en cualquier plato de cocina, lo básico y fundamental para conseguir un extra de sabor que diferencie nuestra elaboración de una receta básica insípida, es conseguir un buen sofrito intenso, que unido a un buen fumet marcan la diferencia clara. 

En este caso os traigo un arroz de pescado, más concretamente un arroz negro con sepia (o chipirones, lo dejo a vuestra elección) y gambas, que evocarán a ese plato tan característico en mi tierra que son los chipirones en su tinta. Es un plato que a priori a los más pequeños (y no tan pequeños) les genera algo de rechazo, por ese color negro tan intenso y característico, pero que engaña muchísimo porque al probarlo desprende un dulzor en boca maravilloso.

Allá vamos con la receta.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Arroz

Ingredientes:

Arroz negro con sepia y gambas
Foto: Istock
  • 300 gramos de arroz bomba
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 tomate en pera o rama bien maduro
  • ½ pimiento verde italiano
  • 200 gramos de gambas peladas
  • 200 gramos de sepia o 5-6 arandelas de calamar
  • ½ litro de fumet de pescado (lo podemos elaborar con las cabezas y las cáscaras de las gambas)
  • ½ litro de agua
  • 3 cucharadas de vino blanco
  • 3 sobres de tinta de calamar
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Elaboración:

  1. Lo primero de todo, haremos el sofrito que será la base de nuestro arroz. Para ello, picamos las verduritas bien finitas y en una sartén (honda mejor para poder hacer el arroz ahí) echamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y las incorporamos por orden. Primero el diente de ajo. Cuando esté doradito, añadimos la cebolla que sofreímos 5 minutos para incorporar después el pimiento verde. Continuamos sofriendo y cuando adquiera el sofrito un toque meloso y tostadito añadimos el tomate cortado en dados, subiendo el fuego para que evapore el agua que va a ir soltando.
  2. Una vez tenemos el sofrito listo, añadimos las arandelas de calamar (o la sepia) cortada en cuadraditos pequeños, y dejamos que sofría otros 5 minutos más. Será el momento de echar las gambas peladas y, seguidamente, el chorro de vino blanco, subiendo el fuego para que evapore el alcohol. Tras 2-3 minutos a fuego alto, cuando el alcohol haya evaporado, retiramos las gambas y las reservamos (para que no se nos pasen con la cocción del arroz).
  3. Por otra parte, en un vaso con un par de cucharadas de agua templada, disolvemos los 3 sobres de tinta de calamar removiendo rápidamente con un tenedor o varilla manual. Echamos esta mezcla sobre nuestro sofrito, dejamos que evapore un poco el agua e incorporamos el arroz.
  4. Removemos rápidamente y después añadimos poco a poco el fumet, alternando con cazos de agua. A mi me gusta el arroz meloso, así que no dejo de removerlo, con el fin de que vaya desprendiéndose el almidón y quede cremosito, y voy añadiendo fumet y agua poco a poco, no todo de golpe sino según va evaporando. Me gusta cocer el arroz a fuego fuerte e incorporando el fumet poco a poco, según me lo va pidiendo el arroz. Pero esto es muy personal, si os gusta el arroz más seco echad directamente el doble de agua que de arroz y dejad que vaya cociendo a fuego medio sin remover, hasta que el agua se evapore y se seque el arroz.
  5. Cuando tenemos el arroz ya listo, emplatamos con las gambas encima a modo decorativo y ya lo tenemos

Espero que os haya gustado esta receta, y que todos aquellos que no la hayáis probado os animéis a cocinarla. Sorprende su sabor y es un plato diferente que no dejará de indiferente a nadie.

También te puede interesar:
Aitana Ávila

Aitana Ávila

Mi nombre es Aitana Ávila, soy una joven bilbaína de 35 años (camino ya de los 36) y soy nueva por aquí. He tenido la suerte de que me hayan encomendado una nueva labor y un nuevo reto profesional que acepto con muchísima ilusión e inquietud: formar parte de una de las revistas referencia de este país como es la revista Mía, y poder aportar mi granito de arena en algo que me apasiona, un canal en el que hablaremos principalmente de todo lo relacionado con uno de mis hobbies por excelencia, la cocina.

Continúa leyendo nuestras recetas...