Brochetas de solomillo con ensalada de rábanos y pepino

Como aperitivo o como plato principal. ¡Tú eliges!

Ingredientes:

brochetas de solomillo
Gtres
  • 1 pepino
  • 175 g de rábanos frescos
  • 2 cucharadas de vinagre de vino de arroz
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 500 g de solomillo de cerdo
  • 55 ml de aceite de oliva
  • 1 hoja de pastelería filo
  • Un puñado de hojas de cilantro
  • 4 pinchos de madera
  • Sal y pimienta
Tiempo de preparación: 45 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 190 grados y dejar los pinchos de madera en agua fría durante 30 minutos.
  2. Lavar y pelar el pepino en tiras largas usando un pelador de verduras. Lavar y cortar en láminas finas los rábanos. Combinar ambas verduras en un tazón. Batir el vinagre de vino de arroz y el azúcar con un poco de sal y pimienta. Verter sobre las verduras, mezclar bien y poner a enfriar para que se macere bien.
  3. Limpiar la pieza de solomillo de cerdo de grasa y sellar por todas sus caras en una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Sazonar, dejar templar y cortar en dados. Colocar los cubos sobre la hoja de pasta filo, espaciados, y cortar rectángulos alrededor de cada trozo.
  4. Enrollar la masa alrededor de los dados para cubrirlos. Preparar las brochetas con los pinchos de madera, colocando tres dados de solomillo en cada uno. Untar con un poco de aceite de oliva y hornear durante 12-15 minutos hasta que la masa esté dorada.
  5. Retirar del horno y dejar reposar brevemente antes de servir con la ensalada fría de pepino y rábanos.

Consejos y apuntes: Una receta estupenda para servir de entrante, acompañada de alguna salsa agridulce o picante o como principal servida con una ensalada fresca como la que proponemos.

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}