Calamares rellenos con huevo y verduras

El huevo añadido al relleno cambia la acostumbrada textura de las verduras y dota a los calamares de consistencia, con lo que el plato se renueva.

Ingredientes:

Para los calamares:

  • 8 calamares medianos
  • 2 huevos cocidos
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • perejil
  • 250 ml de vino blanco
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Para la salsa de tomate:

  • 1 kg de tomates
  • 2 cebollas
  • 2 ajos
  • azafrán
  • sal
  • azúcar
  • 150 ml de caldo de pescado
Tiempo de preparación: 60 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Marisco

Elaboración:

  1. Limpiar los calamares. Darle la vuelta al cuerpo del calamar, para que no se abran al cocerlo. Picar la cebolla, el puerro, los ajos y sofreírlos con el aceite. Añadir las aletas y las patas de los calamares, salpimentar y dejar cocer 5 minutos, antes de añadir el vino blanco. Cuando se haya evaporado el alcohol, retirarlos del fuego y reservar.
  2. Hervir los huevos. Una vez cocidos, pelarlos, rallarlos y mezclar con el relleno. Picar unas hojas de perejil y mezclarlo todo. Rellenar los calamares con el relleno y cerrarlos con un palillo. Marcarlos con el aceite y cocerlos durante 2 minutos aproximadamente por cada lado. Reservar.
  3. Añadir las cebollas picadas con los ajos picados y un poco de sal a fuego medio en una sartén. Taparlo hasta que la cebolla adquiera un color dorado. Poner azafrán y los tomates pelados y troceados.

Otras formas de preparar los calamares

Los calamares son uno de los alimentos más versátiles de la cocina. Se trata de un molusco de sabor muy suave que puede ser agregado a infinidad de platos: zarzuelas, guisos, arroces, a la romana o en un bocadillo.

No obstante, las partes a utilizar cambiarán dependiendo de la receta. Si prefieres hacerlos a la romana, las anillas serán le mejor opción. Por el contrario, unos calamares rellenos precisan del cuerpo del calamar entero.

Por ello, te daremos algunas ideas para cocinar este pescado tan sabroso. En primer lugar, los calamares a la romana son una de las formas más fáciles y rápidas de prepararlos. Tan solo necesitas rebozarlos con harina y huevo y posteriormente, freírlos en una sartén con el aceite muy caliente. Después puedes degustarlos con unas patatas al horno y una mayonesa de ajo negro o meterlos en un bocadillo para hacer un buen bocadillo de calamares como un auténtico madrileño.

No obstante, si prefieres una receta con menos grasa, los calamares guisados serán la mejor opción. Para ello, tienes que cortar en dados pequeños los calamares, hacer un sofrito y agregar un buen caldo de pescado. Para terminar, se pueden añadir las verduras que más te gusten.

Para el arroz, el calamar es un alimento exquisito que dará muchísimo sabor. Puedes hacer un arroz caldoso, añadirlo a una paella o probar con un arroz con gambas. Las combinaciones son muy variadas.

¿Y si te digo que puede ser un complemento para la carne? Un plato sencillo y con una excelente combinación de sabores son las albóndigas de cerdo con calamares y alcachofas. Una receta deliciosa para tus menús de invierno.

Por último, no olvidarnos de los calamares rellenos. Un plato tradicional que puede ser reversionado con los ingredientes que más nos gusten. Calamares rellenos de cerdo, verduras, quinoa...

¿Te apetece probar alguno de estos platos? ¡Coge la cazuela y a los fogones!

Continúa leyendo nuestras recetas...