Conejo al vino con grosellas y boniato

¿Por qué descartar el conejo cómo plato de la Navidad? Es un producto asequible y popular, cierto, pero se puede preparar de manera que resulte un plato de reyes. No olvides que el conejo es una carne...

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 90 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Carnes
Sin gluten

Ingredientes:

-1 conejo troceado
-250 ml de vino tinto
-250 ml de caldo de carne
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-2 cuch. de vino de Oporto o vino dulce oloroso
-3 cuch. de aceite de oliva
-100 g de grosellas
-pimienta
-sal
-1 hoja de laurel
-6 granos de pimienta negra
-1 boniato

Elaboración:

Salpimentar los trozos de conejo.

Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Pelar los dientes de ajo y picarlos fino. Calentar el aceite de oliva en una cazuela y dorar los trozos de conejo por todos lados. Sacarlos y reservar.

Sofreír la cebolla y el ajo en la misma cazuela hasta que queden lacios y brillantes. Incorporar la carne de conejo y agregar el caldo, el vino tinto, el oporto, el laurel y la pimienta negra en grano; llevar a punto de ebullición.

Espumar (retirar la espuma que se crea en la superficie cuando está cociendo), tapar la cazuela y cocer suave durante una hora. Media hora antes de que acabe la cocción, añadir las grosellas (reservar algunas para decorar).

Lavar el boniato y cortarlo en trozos pequeños. Ponerlo en una fuente, rociar con aceite y salpimentar. Hornear a 180 ºC durante 45 minutos.

Servir el conejo en su salsa acompañado del bioniato.

Una buena idea: no te saltes la parte en la que se espuma el caldo cuando empieza a hervir. Recuerda que junto a la espuma también se retiran impurezas, especialmente si estamos utilizando ingredientes como huesos, verduras, etc. Es fácil que desprendan algunas impurezas que hay que retirar.

Continúa leyendo nuestras recetas...