Conejo guisado

Un guiso muy sabroso, saciante y reconfortante para los días en los que hace frío. No te lo pierdas, es realmente fácil de preparar.

conejo guisado

Tiempo de preparación:

15 min

Tiempo de cocción:

45 min

Tipo de receta:

Carnes

Receta para 6 personas

Económica

Ingredientes:

  • 1 conejo de 2 kg troceado
  • 200 g de zanahorias
  • 300 g de patatas nuevas pequeñas
  • 3 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco seco
  • 200 ml de caldo de verduras
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 1 ramito de hierbas aromáticas (perejil, apio, laurel)
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

  1. Lo primero que debemos hacer es salpimentar el conejo al gusto.
  2. A continuación calentamos la mitad del aceite en una cacerola y salteamos el conejo. Cuando la carne esté dorada, la retiramos de la cacerola.
  3. Agregamos el aceite restante a la misma cacerola y rehogamos-sin dejar que se doren- las cebollas y los dientes de ajo, que previamente debemos haber pelado y picado.
  4. Incorporamos el conejo y el ramito de hierbas y lo mojamos con el vino blanco y el caldo de verduras.
  5. Tapamos la cacerola, la llevamos a ebullición y después continuamos la cocción a fuego suave durante unos 30 minutos.
  6. Por otra parte, pelamos y torneamos las zanahorias.
  7. También pelamos las patatas y las cocemos por separado.
  8. Cinco minutos antes de terminar la cocción del conejo, incorporamos las zanahorias y las patatas a la cacerola.
  9. Rectificamos la sazón y retiramos el ramito de hierbas.
  10. Servimos el guiso muy caliente.

Consejos para elaborar conejo guisado

-Ricas en betacarotenos, las zanahorias son un arma contra los radicales libres, ayudando a reparar las células dañadas por los efectos nocivos medioambientales. Protegen la visión, son diuréticas y ayudan a desintegrar las piedras en el riñón. Sería bueno consumir de 1 a 3 zanahorias diarias, aunque este guiso ya te aportará una cantidad significativa de esta hortaliza.

-La carne de conejo es un tipo de carne blanca –o magra-, por lo que es muy rica en proteínas y baja en grasas y calorías. Por otro lado, las zanahorias, las patatas, las cebollas y el caldo de verduras aportan hidratos de absorción lenta, minerales y vitaminas y todas las virtudes de las verduras. Por ello, esta receta es de lo más nutritiva y puede funcionar a la perfección como plato único.

-Para cocer correctamente las patatas, primero lávalas con agua fría. Una patata mediana necesitará unos 25 minutos de cocción. Si cocemos varias patatas a la vez, es mejor que sean del mismo tamaño, así llegarán a la vez al punto justo de cocción. Por último, para saber si están en su punto, pínchalas: si las patatas están blandas podrás retirarlas y sacarlas del agua. Existen diferentes tipos de patatas y las más apropiadas para cocer son las de piel amarilla y forma más ovalada. Elige estas últimas para esta receta.

-Este sabroso y contundente guiso se puede tomar templado e incluso frío, pero la mejor forma de disfrutarlo es consumiéndolo caliente: directo de la olla al plato. En los días de más frío, te reconfortará desde dentro y templará tu cuerpo.

-En esta receta utilizamos el vino blanco, que es muy popular para preparar infinidad de recetas. Te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo "Cocinar con alcohol: ¿se evapora?". 

Etiquetas: Guiso, Recetas, Recetas de carne

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS