Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa y guarnición de patata parís con miel

¿Te gustan las costillas de cerdo? Si es así, te proponemos en esta ocasión elaborarlas al horno, con salsa barbacoa y acompañándolas con una exquisita guarnición.

Las costillas de cerdo asadas a la barbacoa, es de esa recetas que gustan tanto a mayores como a niños, originaria del sur de Estados Unidos, esta receta cada vez es mas frecuente y habitual encontrarla en restaurantes de comida Tex-Mex, pero ojo porque a pesar de ser considerada una receta de comida rápida, bien ejecutada puede  ser un gran plato, con lo cual hoy os voy a enseñar a preparar esta receta de forma sencilla para poder hacerla en casa y que su resultado sea fabuloso.

Sí que es cierto que yo, por ejemplo, en mis restaurantes la suelo cocinar a baja temperatura (12 horas a 63 grados), pero porque en este caso dispongo de un horno para este tipo de elaboraciones  cosa que en casa no ocurre, tan siquiera ni yo mismo lo tengo.

Lo primero que vamos a hacer será nuestra salsa barbacoa. Cierto es que la podemos comprar ya hecha, y las que actualmente conocemos están la verdad muy buenas y sabrosas, pero en este caso como se trata de que aprendamos a ir cocinando cada vez un poquito más, qué mejor forma que hacerla nosotros mismos. Aunque si no tenéis tiempo, o no os queréis complicar, una salsa industrial también nos serviría y el resultado será el mismo.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 105 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Ingredientes:

Costillas de cerdo al horno con salsa barbacoa
Foto: Istock

Ingredientes para la salsa barbacoa:

  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento morrón
  • ½ cebolleta fresca
  • 3 dientes de ajo
  • 1 vaso de ketchup
  • 10 gramos de orégano
  • 10 gramos de pimentón picante
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • ¼ de vaso de vinagre blanco 
  • Sal 
  • Pimienta negra recién molida

Ingredientes para las costillas:

  • 1,5 kg de costillas de cerdo
  • Zumo de 1 limon
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 2 cucharadas de aceite oliva virgen
  • 16 patatas París (es la patata que es mas pequeña y se usa para guarniciones)
  • Miel

Elaboración:

Pica el pimiento verde, el pimiento rojo y la cebolleta, colócalos en una sartén sin aceite a fuego fuerte, añade ahora los dientes de ajo y deja que se cocinen hasta que estén bien tostados, casi con un punto de quemado. Mezcla el ketchup con la salsa de soja y échalo en el vaso de la batidora, añade el orégano, el pimentón picante, el vinagre y las verduras tostadas, tritúralo todo muy bien y agrega la mitad de la harina de maíz. Una vez metido todo, mézclalo. Pasa la salsa barbacoa por un colador para que se quede bien fina y ponga en un cazo a fuego bajo, agrega la pimienta, la sal, el resto de la harina de maíz y deja que se cocine todo junto durante 10 minutos sin dejar de remover con la ayuda de una varilla de cocina. Es importante que las verduras se nos quemen un poco en la sartén para que nuestra salsa barbacoa tenga ese sabor ahumado característico.

Una vez tengamos terminada nuestra increíble salsa la vamos a reservar para untar mas tarde nuestras costillas. Para el asado pondremos a calentar el horno durante 15 minutos a 180 grados. Tengo que deciros que esta receta no solo esta buenísima sino que también es muy rica en proteínas y vitaminas del grupo B, cierto es que en concreto la parte de las costillas tiene bastante grasa con lo cual su consumo tiene que ser un tanto ocasional, pero si queréis dar un capricho a los más peques de la casa, esta es sin duda la receta ideal para ello. Yo tengo 3 hijos y nos encanta cocinar este plato todos juntos en casa y por supuesto a ellos les encanta.

A la hora de limpiar las costillas, os recomiendo que retiréis una telilla que tiene a lo largo de toda la costilla. Además es muy sencillo de hacer: con un papel secante, presionáis de un costado y tiráis de una de las puntas y sale sin problema. Con ello vamos a conseguir que se nos quede más tierna y jugosa, una vez lo tengamos, ponemos las costillas en una bandeja de horno, rociamos con el zumo de limón, el vaso de vino, la sal, la pimienta negra, el aceite de oliva virgen extra, embadurnamos bien nuestra carne por ambos lados, la cubriremos bien con papel de albal y horneamos a 160 grados durante 35 minutos por cada lado.

Cuando le demos la vuelta, añadiremos a nuestro asado las patatas París, untadas en miel y las tendremos los otros 35 minutos, en total. Tendremos todo 70 minutos en el horno. Pasado este tiempo retiramos el albal, untamos bien nuestras costillas con la salsa barbacoa que ya teníamos elaborada y la horneamos de nuevo durante 10 minutos, pero en este caso a 140 grados.

Una vez lo tengamos todo bien asado, lo cortamos en tiras de dos costillas, lo acompañamos de las patatas parís con miel y todos a la mesa porque hoy esto está de rechupete.

Una receta fácil, sencilla y económica para disfrutar en familia.

Javi Sierra

Javi Sierra

Popular cocinero y presentador de TV en la ETB -la televisión pública vasca-, al frente de dos programas con gran audiencia y fidelidad: ‘Juego de cartas’ y ‘El club del tupper’. Tiene un restaurante en Logroño, ‘La cuchara de Baco’, bodega propia en Rioja Alavesa y está inmerso en otros proyectos de restauración.

Continúa leyendo nuestras recetas...