Curry de coliflor y garbanzos amarillos

Si quieres preparar un plato principal rico y original en media hora, lee con atención.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (o aceite de coco)
  • 1/3 taza de cebolla blanca picada (puedes utilizar chalota)
  • 4 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de jengibre fresco (picado)
  • 1 chile pequeño (sin semillas, finamente picado; omitir si no te gusta el picante)
  • 3-4 cucharadas de pasta de curry rojo o amarillo 
  • 2 tazas de leche de coco
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharada de jarabe de arce
  • 2 cucharadas de Coco Aminos o salsa de soja
  • 1 taza de coliflor picada
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • Quinoa o arroz
  • Verduras (cebolla morada picada, por ejemplo)
  • Cilantro
  • Cebolla roja
  • Limón en rodajas
  • Semillas de sésamo
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Tipo de receta: Legumbres

Elaboración:

  1. Calienta una olla grande, una sartén de hierro fundido con borde o una sartén de metal a fuego medio. Una vez caliente, agrega aove o aceite de coco, y pocha la cebolla y el ajo. 3-4 minutos.
  2. A continuación, añade el jengibre y el  chile y saltea durante 2-3 minutos más, revolviendo con frecuencia.
  3. Agrega la pasta de curry (comenzando con la cantidad mínima sugerida y agregando más después si es necesario) y revuelve. Cocine 2 minutos más.
  4. Añade la leche de coco, y también cúrcuma, jarabe de arce y Coco Aminos o salsa de soja y remueve de nuevo. Llevar a fuego medio y dejar que hierva. Puedes dejarlo a medio bajo después.
  5. Introduce a la mezcla la coliflor y los garbanzos y, si no lo has hecho antes, reduce el fuego. Debes cocinar a baja temperatura, tapado, durante diez o quince minutos, revolviendo ocasionalmente.
  6. Una vez la coliflor y los garbanzos están tiernos (nada como ir probando) y se han impregnado del sabor del curry y demás ingredientes, prueba y ajusta también el punto del caldo con los ingredientes que consideres oportuno añadir en mayor cantidad. Depende de qué necesite, añade salsa de soja para darle sabor salado y cúrcuma para darle un toque terroso. También puedes agregar más pasta de curry para obtener más especias y un sabor de curry intenso.
  7. Se sirve tal y como está, en caliente. Y sobre el curry puedes añadir arroz o quinoa, también verduras al gusto -cebolla morada muy picada le va fenomenal-. Y no pueden faltar un poco de cilantro fresco, un puñado de semillas de sésamo y una rodaja de limón o lima si os gusta el punto cítrico que aportan a los platos especiados como este.
  8. Se pueden guardar las sobras hasta 4-5 días en la nevera. Basta con calentar antes de servir y añadir, si lo necesita, leche de coco para aportarle cremosidad en caso de que la haya perdido el curry de coliflor y garbanzos. 
También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}