'Keftas' de cordero con salsa de yogur y menta

Si la mezcla de especias ras el hanut te resulta demasiado fuerte, sustitúyela por una o dos que sean de tu agrado, como el comino o la cúrcuma.

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada (300 g de ternera y 200 g de cordero)
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas rojas frescas
  • 1 ⁄2 cebolla
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharada de cilantro picado
  • 1 cucharada de ras al hanut
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 1 huevo
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • brochetas de madera

Para la salsa de yogur:

  • 2 yogures naturales cremosos
  • 1 cucharada de menta o hierbabuena fresca
  • 1 lima
  • sal
  • pimienta
  • 20 ml de aceite de oliva
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Mezcla con las manos la carne picada salpimentada con los ajos, las guindillas frescas, la cebolla y las hierbas frescas. Todos los ingredientes deben estar muy picados, para conseguir un sabor uniforme. Agrega las especias y mezcla. Por último, añade el huevo batido y amasa bien. Dale forma de cilindro alrededor de las brochetas y déjalas reposar en la nevera tapadas, para que la carne se adobe un poco.
  2. Prepara la salsa mezclando los yogures con la menta picada, el zumo de media lima, un poco de ralladura y el aceite. Rectifica de sal y pimienta.
  3. Marca a fuego fuerte la carne, dorándola, pero sin cocinar por completo por dentro, y déjala en una fuente de horno. A última hora, antes de comer, dales un golpe de horno (a 180 °C) para acabar de cocinarla por dentro y servir la carne caliente. Acompaña las brochetas con la salsa de yogur.

Beneficios de la salsa de yogur

La salsa de yogur es una salsa griega muy parecida a la salsa tzatziki. Existen múltiples formas de preparar como la salsa de yogur al curry, la salsa de yogur a la mostaza. Los ingredientes que elijamos variarán dependiendo del resultado que busquemos. Esta salsa suele utilizarse para ensaladas, kebab o carnes. 

Esta receta es muy sencilla y tiene muy pocos ingredientes, por lo que es económica. Se puede preparar en cinco minutos y su sabor es espectacular (mucho mejor que la del súper).

Los ingredientes principales de la salsa de yogur clásica son el yogur, el ajo y el pepino. Por un lado, el  yogur tiene propiedades muy beneficiosas para nuestra salud gracias a su contenido en calcio. Este mineral es esencial para mantener unos huesos sanos y fuertes. Por otro lado, el yogur nos da también magnesio y fósforo. Para el sistema digestivo, es muy recomendable porque favorece la regeneración de la flora intestinal. Y también refuerza el sistema inmunológico y previene el cáncer.

Se recomienda su consumo a todas las edades, especialmente para los niños.

En cuanto al ajo, este tiene muchos beneficios medicinales. La alicina es un compuesto del ajo que le da ese olor y es antioxidante y regula los niveles del colesterol. 

Por su parte, el pepino es un alimento excelente para controlar el estrés, proteger nuestro sistema nervioso y prevenir la aparición de cáncer. Se suele recomendar en dietas para adelgazar debido a su bajo aporte calórico. Además, es una verdura que nos ayuda a mantenernos hidratados (tiene un 90% de agua) y se puede añadir a múltiples recetas.

¿Te animas a probar a hacer esta salsa? ¡A la cocina!

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}