Muslos de pollo picantes

El pollo es una de las carnes más sanas que existen, no contiene apenas grasas ni calorías y es un alimento muy saciante y nutritivo. Aficiónate al pollo en su versión más picante con esta receta.

Ingredientes:

  • 4 muslos de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 1/2 guindilla
  • 100 g de aceitunas negras sin hueso
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 patatas
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de caldo de ave
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Carnes
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Pelar las patatas y cortarlas en rodajas.
  2. Ponerlas en una fuente de horno con la mitad del aceite de oliva.
  3. Asarlas en el horno precalentado a 180 ºC durante 20 minutos.
  4. Lavar los muslos de pollo y secarlos.
  5. Sazonarlos con pimienta y sal.
  6. Calentar el aceite restante en una sartén y freír los muslos de pollo hasta que se doren por todos los lados.
  7. Escurrirlos en papel absorbente y reservar.
  8. Escaldar los tomates en agua hirviendo, pasarlos por agua fría, pelarlos, quitarles las simientes y cortarlos en dados.
  9. Pelar y picar los dientes de ajo.
  10. Cortar las aceitunas en aros.
  11. En la misma sartén del pollo, rehogar los tomates, los ajos y la guindilla.
  12. Agregar los muslos de pollo y cocer durante 5 minutos.
  13. Retirar del fuego.
  14. Diez minutos antes de terminar la cocción de las patatas.
  15. Incorporar a la bandeja la preparación de los tomates y el pollo.
  16. Mojar con el vino blanco y el caldo.
  17. Retirar del horno, agregar las aceitunas y el perejil picado.
  18. Mezclar todo bien y servir caliente.

¿Qué debes saber sobre los muslos de pollo picantes?

El pollo es una de las carnes más sanas que existen, junto con el conejo y el pavo. Es considerado una carne blanca, debido a su color, ya que carece de mioglobina como en el caso de las rojas y su contenido en grasas es mínimo. Es baja en calorías y una potente fuente de proteínas de alto valor biológico, es muy recomendada en dietas hipocalóricas, así como para personas que quieren ganar musculo rápidamente.

Es un alimento que ofrece infinitas posibilidades culinarias, este puede freírse, rebozarse, asarse, utilizarse en guisos, sopas, pastas e incluso ensaladas.

Dentro de las diferentes partes del pollo hay que destacar la pechuga, por su bajo contenido en grasas y calorías, siendo esta la parte más saludable del pollo. Los muslos ocuparían el segundo lugar, es recomendable cocinarlos con piel ya que si no puede quedar demasiado reseco. Si quieres evitarte la grasa de esta parte de la carne, retírala tras haberlo cocinado, así tu muslo de pollo seguirá jugoso y eliminarás ese aporte calórico.  

Muy importante no olvidarse de la guindilla, ya que es la que va a darle el toque picante a este plato. La guindilla es una variedad de pimiento picante, a menudo, esta es de menor tamaño o incluso puedes comprarla en especias. Esta cuenta con numerosas propiedades para la salud, entre ellas, ayuda a reducir los niveles de colesterol, así como el sobrepeso, ya que activa el metabolismo agilizando el proceso de quema de grasas. Si estas acatarrado, esta es muy buena para ayudarte a descongestionarte y eliminar todo el virus.

Sin embargo, tiene también algunos inconvenientes, si padeces molestias gastrointestinales, úlceras o tienes digestiones dificultosas, es mejor que no la consumas. Aunque según algunos estudios la guindilla favorece al estómago, al ayudarle a producir una mayor mucosidad, es cierto que si padeces algunos de estos males, esta te perjudicará. En estos casos es realmente dañina, además el abuso de esta puede provocar acidez estomacal.

Prueba estos deliciosos muslos de pollo picantes y disfruta de los beneficios de estos dos alimentos.

Continúa leyendo nuestras recetas...