Pasta casera al huevo, gratinada

Una receta para toda la familia con la que podrás divertirte con los niños mientras la preparas.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
5 comensales
Tipo de receta: Pasta

Ingredientes:

  • 8 huevos
  • 500 g de harina
  • Queso rallado para gratinar (tipo emmental)
  • 100 g de mantequilla
  • 2 cebollas
  • 1 nuez moscada
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. Mezclar la harina con los 8 huevos y una cucharada generosa de aceite de oliva.
  2. Añadir un puñado de sal y una pizca de nuez moscada recién rallada (si no tenemos puede ser en polvo).
  3. Amasar bien con la ayuda de las varillas eléctricas para que se integren todos los ingredientes (se puede hacer a mano, pero es mucho más laborioso).
  4. Mientras lo hacemos, poner una cacerola con agua en el fuego, añadir sal y llevar a punto de ebullición.
  5. Cuando hayamos conseguido una masa homogénea, esponjosa y más bien líquida, colocar un rallador sobre la olla y, con la ayuda de un cazo o cuchara sopera, introducir masa poco a poco. Hacer el gesto que realizamos al rallar un alimento, para que la masa de la pasta caiga en el agua hirviendo. Cuantos menos movimientos hagamos con el rallador, más alargada será la pasta y viceversa.
  6. Cocer durante tres minutos, retirar del fuego y escurrir.
  7. Precalentar el horno a 180ºC.
  8. Disponer la pasta en una fuente apta para horno. Cubrir con una generosa capa de queso rallado. Introducir en el horno y gratinar durante 15 minutos.
  9. Pelar y lavar las cebollas. Cortar en finas rodajas y dorar en una sartén con un poco de aceite y mantequilla.
  10. Retirar la cebolla del fuego y retirar el exceso de grasa con un papel de cocina.
  11. Sacar la pasta del horno y colocar la cebolla encima de la fuente.
  12. Lavar y picar un poco de perejil fresco y añadir a la pasta gratinada.
  13. Servir caliente.

Continúa leyendo nuestras recetas...